Mientras Perú sigue atento a si el candidato Julio Guzmán podrá seguir en la carrera electoral, a nosotros nos ha llamado la atención su campaña. Sucedió durante las últimas elecciones en España, celebradas el pasado 20 de diciembre. Vimos como durante la campaña algunas de las propuestas que Podemos venía anunciando desde muchos meses atrás eran repetidas en boca de nuestros adversarios. Pero no sólo eran las propuestas. También vimos cómo se ponía “de moda” vestirse como nosotros, remangarse la camisa, utilizar vaqueros y zapatillas y dejar de lado la corbata. En suma, imitar también las formas. Siempre dijimos que no teníamos un problema con el copyleft y que el hecho de que nos copiaran significaba que estábamos haciendo las cosas bien.

Pero ahora nos hemos sorprendido. En abril de este año se llevarán a cabo las elecciones en Perú y desde diversos espacios, algunos compañeros nos han comentado la similitud que existe entre la estrategia comunicativa, diseño, afiches, tipografía, etc. entre la campaña de un candidato peruano y Podemos. Se trata de Julio Guzmán. La evidencia es elocuente. Miramos su página de Facebook, oímos algunos de sus discursos y entrevistas y, en efecto, la similitud parece de broma. Nuestro equipo de diseñadores se ha clonado en Perú.

Siempre lo hemos dicho: nos gusta el copyleft también porque significa que significa que estamos logrando que otros partidos se vean obligados a seguir los deseos de cambio de la gente, que en España se convirtieron en hegemónicos. La suma de crisis -financiera mundial, economómica local, de corrupción y de país- de los últimos años ha provocado una fractura tan grande que fue llenada por expresiones sociales, como el movimiento 15M y las mareas y ahora políticas como Podemos, que han convertido sus demandas en gritos y propuestas tan contundentes y de sentido común que provocaron que el PSOE hiciera su programa más transformador de los últimos años. Es ya una victoria para esos movimientos sociales y para Podemos que sea imposible no pensar en que hay que dar una solución al terrible problema de los desahucios, las privatizaciones en Sanidad, el desempleo que a día de hoy se mantiene en el 22,7% o la pobreza que crece. Pero no basta con el discurso. Ahora actuamos para que esas promesas electorales se conviertan en realidades.

Por esas razones, nos gusta ser copiados en lo importante. En el fondo y no sólo las formas. Para nosotros el proyecto de país es lo más importante, un proyecto que incluya a todos y a todas, que apueste por eliminar la desigualdad y ponga en el centro las prioridades de la gente. Nos gustaría que si en algo seremos copiados, sea justamente en esta intención pues creemos que aquí como en cualquier lugar del mundo, un país que no deje a su gente fuera es un propósito noble, justo y urgente. Si es necesario en todos los países de Europa que afrontan una grave crisis económica que está siendo usada para redibujar los países en favor de las minorías más privilegiadas, más urgente lo es en otros como Perú, con deficiencias crónicas de desigualdad y necesidad de un desarrollo que alcance a toda su población y todas su regiones.

Por eso nos hemos sorprendido, porque pese al plagio de las formas notamos diferencias demasiado elocuentes. Julio Guzmán es un candidato que, como todos los que concurren en elecciones libres, merece todo nuestro respeto, pero del cual discrepamos en muchos temas de fondo. Discrepamos, como hacemos en Europa, con su apuesta por un tratado como el TPP (Tratado Trans Pacífico), similar al TTIP (Acuerdo Transatlántico de Libre Comercio) en Europa, que pone a los países con menor dinamismo económico en abierta desventaja frente a las grandes multinacionales. Estos tratados atacan la soberanía de los Estados y de las personas que necesitan elevar los estándares sociales y medioambientales, no rebajarlos para beneficio de las grandes corporaciones. Apostamos por mercados internos sólidos que permitan que los países se desarrollen sin depender de tratados que sólo benefician a unos pocos y destrozan las posibilidades de vida digna de todos y cada uno de los habitantes de un país, como ocurre en Perú, más expuesto a depender del contexto internacional y que un tratado excluyente, como este, agravaría.

Discrepamos también con la falta de firmeza en propuestas que involucran los derechos de la gente. Si los Derechos Humanos se definen por ser iguales para todos, no entendemos cómo un candidato que aspira a gobernar un país puede equivocarse en su posición sobre un tema tan importante como consultar a la población que será afectada directamente por actividades en su territorio, del que dependen para su subsistencia. Siempre estamos de lado de las decisiones de la gente, nunca le tememos a las urnas ni a las consultas. Ademas, que Guzmán diga no a la consulta previa y al día siguiente se desdiga nos parece poco serio y, nuevamente, distante a lo que defendemos.

En todo caso tenemos que agradecer a Guzmán y a su equipo por considerar que nuestras fórmulas resultan atractivas. Lo volvemos a decir : no nos molesta que nos plagien pero nos gustaría que lo que realmente copiaran fuera nuestro programa, que es lo que defendemos. Hay otros proyectos más cercanos a nuestra visión de país y de la política, como el que lidera la candidata Verónika Mendoza. Proyectos que en Podemos consideramos imprescindibles porque sólo con la resolución de los problemas particulares de cada país con Gobiernos de cambio exitosos podremos construir otras relaciones internacionales más justas, solidarias y fraternas entre personas y pueblos, a lo largo y ancho de este planeta.

Laura Arroyo, del Equipo de discurso de Podemos y David Perejil, responsable de Análisis de la Secretaria De Relaciones Internacionales de Podemos

Respuesta de “Todos por Perú”

El honor es algo muy importante. Por eso si algún día una persona piensa cuestionar el honor de otra, lo primero que debe hacer es buscar tener la información suficiente para tener una opinión formada.

Si es importante que una persona haga un análisis suficiente, incluso mayor responsabilidad hay en una organización.

Ayer, una organización política, permitió que se cuestione el trabajo duro de un equipo de gente. Voluntarios, jóvenes, ciudadanos activos que creen en algo.

Un partido tiene todo el derecho de sentir afinidad o de apoyar a otro partido con el que se sienta cerca, pero si sus opiniones son críticas merecen al menos un análisis previo, especialmente si la crítica es a una organización extranjera, de la que no conoce mucho.

Las opiniones son un derecho y eso nadie debe limitarlo, pero es importante ser responsable.

Nos sorprende que Podemos de España, sea ligero y permita que se trate de influenciar la campaña electoral de otro país soberano, sobre todo en el momento preciso que el Jurado Nacional de Elecciones del Perú tiene una decisión pendiente sobre nuestro partido.

Sobre el tema de fondo, es totalmente comprensible que en Podemos no se sepa que los mayores éxitos comunicacionales de la campaña de TODOS por el Perú, han sido acciones generadas principalmente por creativos voluntarios internos, por las juventudes del partido (que son espectaculares), e incluso muchas veces por voluntarios anónimos que nos envían sus interpretaciones de nuestra propuesta.

Lo que no es comprensible, es que se señale que TODOS por el Perú ha copiado sus mensajes, ha copiado su tipografía y sus colores, sin más evidencia que un resumen realizado por rivales políticos.

¿Sabían en Podemos que en Perú el maíz es morado?

¿Saben de la existencia del Señor de los Milagros en el Perú? Tradición nacional de más de 4 siglos. ¿Saben del mes morado?

¿Sabían que incluso uno de los equipos de futbol más populares del Perú se viste de morado todo octubre por esa razón?

¿Saben por qué nos llamó la atención el equilibrio entre el rojo y el azul?

¿Sabían que la tipografía que se usa en nuestra web es una de las más comunes en redes y que no son las mismas que usan en Podemos?

¿Pensaron en darnos una llamada por teléfono antes de publicar esa nota?

¿Les parece bien que un partido político como Podemos hable a favor de una candidatura y critique al mismo tiempo a otra basada en acusaciones no comprobadas? ¿No apoyarían más al pueblo peruano si apoyaran a la Universidad Complutense de Madrid a investigar el reciente caso de plagio de otro candidato que nos preocupa a todos?

Hoy, los medios peruanos están borrando sus notas acusatorias en lugar de rectificarse, por eso agradecemos sinceramente este espacio a Podemos para poder hacer nuestro descargo y los invitamos con toda sinceridad a intercambiar ideas de fondo y forma por el bien de nuestros pueblos.

Estamos seguros que nos unen más cosas que las que nos separan, y no solo por cuestiones de pantone.

 Francesca Brivio – Candidata al Congreso de la República por TODOS por el Perú
Daniel Olivares – Equipo de mensajes de TODOS por el Perú