•  Distintas asociaciones gremiales y sindicales del taxi se reunirán en Bruselas con eurodiputados españoles de Podemos para exponer la necesidad de tomar medidas legislativas que impidan la implantación de servicios como el que promueve la transnacional Uber

  • Coincidiendo con la visita del sector del taxi al Parlamento Europeo, el vicepresidente de Uber dará a una conferencia auspiciada por el Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE)

El próximo miércoles 22, una delegación compuesta por Comisiones Obreras (CCOO), Federación Española del Taxi (FEDETAXI), Unión Nacional del Taxi (UNALT) y Fundación Élite Taxi, irá acompañada por Podemos al Parlamento Europeo para trasladar a los eurodiputados españoles su indignación frente al impacto de la actividad de empresas como Uber.

Bajo la estrategia comunicativa de que su presencia promueve el “consumo colaborativo” y de que aporta “innovación al sector”, Uber es un perfecto ejemplo de una empresa extractiva, que además de no pagar impuestos en nuestro país, promueve la economía sumergida y profundiza la precariedad laboral.

El conflicto del taxi frente a Uber ilustra, además, la esencia del Tratado de Libre Comercio e Inversiones (TTIP) que se negocia con absoluto secretismo entre la Unión Europea y Estados Unidos. El Tratado, que quiere instaurar mecanismos como el ISDS permitirá que multinacionales como Uber modifiquen las legislaciones nacionales y europeas que ame- nacen sus ganancias, propiciando que estas corporaciones puedan demandar a los Estados que en el ejercicio de su soberanía les perjudiquen.

Coincidiendo con la visita del sector del taxi al Parlamento Europeo, el vicepresidente de Uber dará a una conferencia auspiciada por el Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE). A modo de protesta, asociaciones belgas y de otros pa- íses europeos se movilizaran en las inmediaciones donde tendrá lugar la conferencia, para darle a Uber lo que dicen será una “sonora bienvenida”.