Durante la semana del 15 al 20 de junio, por tercer año consecutivo, una amplia diversidad de sectores, movimientos y colectivos sociales se han organizado para celebrar el 15J Día por el Cierre de los CIE (Centros de Internamiento de Extranjeros).

Los CIE son centros públicos de carácter no penitenciario dónde se retiene de manera cautelar a personas migrantes para asegurar su expulsión. Sin embargo, los CIE se configuran en la práctica como lugares en los que se priva de libertad a personas en situación administrativa irregular y dónde se vulneran los Derechos Humanos, como en numerosas ocasiones se ha denunciado desde la sociedad civil y como avalan las declaraciones en este sentido de organismos tanto nacionales – Defensoría del Pueblo- como internacionales – Comisario de Europa para los DDHH.

En ciudades y pueblos de todo el Estado se realizarán distintas actividades para pedir el cierre de estos centros. Desde Podemos, queremos mostrar nuestro apoyo a esta iniciativa por medio de este comunicado y a través de diversas acciones que hemos decidido poner en marcha a lo largo de esta semana.

Durante las últimas dos décadas, ha sido la ciudadanía y la sociedad civil organizada quién se ha comprometido con la defensa de los Derechos Humanos en nuestro país y, en particular, con la denuncia de las vulneraciones de derechos que sufre la población migrante. Por ello, queremos ser una herramienta política a su servicio, que facilite la consecución de los objetivos que se proponen, en este caso el cierre de los CIE.

Desde Podemos tenemos la voluntad política necesaria para defender y ejecutar políticas migratorias en base al respeto de los derechos de todas las personas independientemente de su situación administrativa. Para nosotras y nosotros es la residencia y no la nacionalidad la base sobre la cual se debe construir el acceso efectivo a todos los derechos.

En estos años los distintos Gobiernos, tanto del Partido Popular como del Partido Socialista, han permitido y sustentado con el dinero de todos y todas la existencia de los CIE. Al mismo tiempo que ponían en marcha una política migratoria basada en la criminalización y exclusión de las personas migrantes, recortaban los derechos sociales de toda la ciudadanía. Y es que los CIE no son más que la punta del iceberg, debajo de ellos se esconden las redadas basadas en perfil étnico (por las que España fue sancionada en 2009 y que persisten), las expulsiones “exprés”, el incumplimiento del derecho de asilo a los solicitantes, con las devoluciones ilegales infringiendo el Derechos Europeo, el Convenio Europeo de Derechos Humanos y de la Convención de Ginebra, y los vuelos de deportación. Además de otros aspectos discriminatorios de las políticas públicas de carácter más sutil, como las dificultades burocráticas para llevar a cabo cualquier trámite.

Desde Podemos queremos denunciar también las vulneraciones de derechos específicas que sufren las mujeres migrantes tanto en sus países de origen, como en los de tránsito y destino. En nuestro país las mujeres encerradas en los CIE han sufrido una fuerte invisibilización y se han visto expuestas a mayores grados de vulnerabilidad. Esta situación se acentúa con en el caso de las personas LGTBI.

Sostenemos que la propia existencia de los CIE vulnera los Derechos Humanos. Por ello, apoyamos su cierre y defendemos la necesidad de repensar la política migratoria española y europea para que sea más plural, más solidaria, más justa, más equitativa y respete los Derechos Humanos.

Podemos somos todas, de aquí y de allá, y estamos decididas a recuperar este país para su gente.