Estimada ciudadana, estimado ciudadano:

Un sentimiento de esperanza recorre España: la esperanza de recuperar un país para su gente. Por eso quiero darte las gracias, porque sin ti no habría comenzado un cambio que ya es imparable.

En nuestro país unos pocos han querido acabar con todo aquello por lo que nuestros abuelos y abuelas, nuestras madres y padres, se dejaron la piel. Una minoría de privilegiados ha defraudado a quienes trabajaron sin descanso para dejarnos un país en el que nadie se quedase sin techo, sin sanidad y sin educación; un país en el que nadie tuviera que pasar frío y en el que nuestros jóvenes no se vieran obligados a irse a trabajar al extranjero para escapar del paro. Hemos sido testigos del secuestro de nuestra democracia y de nuestras instituciones por parte de los que han puesto el país al servicio de sus propios intereses; aquellos que hoy insisten en profundizar en las políticas que nos han llevado al desastre social y a la humillación que seguimos padeciendo. Es el momento de que la gente decente diga basta y recupere con orgullo un país en el que nadie se quede fuera, un país para todos y todas.

Patriotismo es defender los derechos sociales de la gente corriente. Por eso hay que dudar de los que agitan banderas y luego recortan nuestros derechos. Ser patriota es estar del lado de los desahuciados, no con los que desahucian. Nosotros hemos demostrado que estamos del lado de la gente porque no le debemos nada ni a los bancos ni a los poderosos. Nuestro compromiso es contigo.

Pienses lo que pienses, hayas votado lo que hayas votado, no te dejes convencer de que no se puede. Te repetirán una y otra vez que debes resignarte y agachar la cabeza. Quienes se atrincheran en el «no» olvidan que el nuestro es un país de gente valiente.

Vamos a demostrarles que el «sí» puede ganar. Vamos a demostrarles que se puede.

Pablo Iglesias. Candidato de Podemos a la presidencia del Gobierno.