Los datos de la seguridad social de agosto demuestran toda la fragilidad que las últimas reformas laborales de PP y PSOE han producido en nuestro modelo productivo y los daños sociales que ha acarreado este modelo de precarización del empleo.

El número de parados registrados ha subido en 14.435 personas en relación al mes anterior, mientras que el número de afiliados a la seguridad ha bajado en 144.997 (-0,81%), lo que supone la mayor caída en el empleo desde el 2008.

El mercado de trabajo es tremendamente estacional, temporal y precario, el hecho de que sólo 7 de cada 100 contratos firmados en agosto sea indefinidos lo confirma. Por desgracia, en este modelo los contratados de este mes serán los parados del siguiente. El PP se defenderá de estas malas cifras diciendo que se deben a la estacionalidad, y tiene razón, ese es el problema: un modelo productivo que sólo funciona en verano, que contrata en julio y despide en agosto. En Podemos queremos un país que funcione todos los meses.

Lo que el Partido Popular llama recuperación económica no es más que incertidumbre, precariedad y pobreza para muchos de los trabajadores. Además de esta dinámica en el mercado laboral, para Podemos es alarmante la situación de muchos parados que no disponen de ningún tipo de prestación: en el 2011 la tasa de cobertura era de más del 70% mientras que hoy ha caído hasta el 57,7%, es decir, en la práctica sólo un trabajador de cada dos percibe algún tipo de prestación.

El modelo de empleo precario construido a partir del 2009 ha sido ampliado y profundizado aún más con la reforma laboral del gobierno Rajoy y amenaza con sufrir otra vuelta de tuerca si se desarrolla el acuerdo de investidura firmado entre PP y Ciudadanos. Ante esta situación, es necesario construir una alternativa que apueste por el empleo de calidad y en sectores de alto valor añadido, por lo que proponemos a Pedro Sánchez que sea valiente y encabece un gobierno gobierno que tenga entre sus objetivos fundamentales la derogación de la reforma laboral del Gobierno Rajoy y la construcción de empleo estable y de calidad.