Podrán beneficiarse unas 6.000 familias vulnerables más, que quedaban excluidas pese a obtener la máxima puntuación

La Vanguardia Barcelona

El Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona ha acordado ampliar en 2,8 millones de euros la dotación presupuestaria para becas comedor el próximo curso 2015-2016 con el objetivo de garantizar la cobertura de las necesidades y ampliar las ayudas que reciben las familias en situación de mayor vulnerabilidad.

Lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa la teniente de alcalde Laia Ortiz, que ha destacado que más de 6.000 familias vulnerables podrán beneficiarse de esta ampliación de ayudas: «Es un ámbito urgente y ya podrán tenerlas a partir de la convocatoria de ayudas de septiembre».

Los beneficiarios serán unas 5.000 familias con rentas muy bajas que hasta ahora quedaban excluidas de las ayudas -seis euros diarios- pese a tener la máxima puntuación para obtener una beca -15 puntos- y mil más con rentas no tan bajas pero con informes de los servicios sociales que indican la necesidad de una beca comedor.

Principalmente, la partida extraordinaria está ideada para complementar hasta el 100% las ayudas ordinarias concedidas del 50% por parte del Consorcio de Educación de Barcelona -participado en un 60% por la Generalitat y en un 40% por el consistorio-. Ortiz ha destacado que la aportación extraordinaria del Ayuntamiento para responder a las necesidades de los más vulnerables «no va acompañada de una corresponsabilidad por parte de la Generalitat», y ha exigido un mayor esfuerzo de la administración autonómica para atender las demandas sociales. En este sentido, ha avanzado que la alcaldesa, Ada Colau, le pedirá al presidente de la Generalitat, Artur Mas, «más corresponsabilidad» en la financiación de los servicios básicos en la reunión prevista para este jueves.

Pagar todo el menú

Con la iniciativa, el Ayuntamiento abonará a las familias vulnerables que hasta ahora recibían una ayuda ordinaria de tres euros -la mitad de los seis euros del precio del menú- tres euros más para que puedan asumir la totalidad del coste: «Ahora había familias que ni pedían la beca porque sólo les daban tres euros y no podían sufragar la otra parte del coste. Ahora ya pueden pedirla».

Ortiz ha defendido que las aportaciones extraordinarias del Ayuntamiento en las últimas seis convocatorias han garantizado progresivamente la cobertura de todas las solicitudes que cumplían los requisitos de la convocatoria. El próximo curso parte con una dotación presupuestaria inicial de 8,5 millones de euros, de los que el Consorcio de Educación de Barcelona aporta seis y el Ayuntamiento 2,5 más: con los 2,8 adicionales ahora anunciados, el gasto total previsto será de 11,3 millones, un 24% más que en el curso anterior.