Todas las personas empadronadas en Madrid podrán proponer y decidir mediante sufragio a qué destinar un porcentaje de la partida destinada al gasto en inversiones

El Confidencial, IVÁN GIL

Los presupuestos municipales del próximo año reservarán una partida para que la gestionen directamente los vecinos. Todas las personas empadronadas en Madrid podrán proponer y decidir mediante sufragio en qué invertir esta partida, a la que se destinarán alrededor de 30 millones de euros de manera experimental. Cantidad todavía en estudio y que supondría el 13,58% del gasto en inversiones presupuestado para este año, pero que está previsto aumentar paulatinamente durante los siguientes años en función de sus resultados. El denominado presupuesto participativo estará dividido en dos partes: una destinada a financiar proyectos o infraestructuras a nivel distrital, elegidos por los vecinos de las 21 juntas de distrito de Madrid, y otra más general para toda la ciudad.

El mecanismo para su implantación está inspirado en experiencias similarescomo las llevadas a cabo en Reikiavik o París. “Primero se abre un período de convocatoria, se presentan los proyectos y los técnicos municipales los validan y se aseguran de que estén bien cuantificados, cumplan los requisitos técnicos y sean realizables. Después de esta primera fase se inicia otra, de alrededor tres meses, de deliberación y votación, que podrá ser a través del portal de transparencia o físicamente en las ventanillas de atención al ciudadano”, explica el edil de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto.

Tanto en la capital islandesa como en la francesa las cuotas de participación han ido in crescendo, al igual que las partidas destinadas a este fin, que Reikiavik han pasado del 5% de las inversiones en 2013 al 15% actual, mientras que en París rondan los 75 millones de euros. “Queremos que la participación sea uno de los principales pilares de este Gobierno y los presupuestos participativos se enmarcan dentro de este reto, junto a la promoción de las consultas o el plan de descentralización de competencias hacia los distritos que lleva a cabo la concejalía de Coordinación Territorial y Asociaciones”, añade el edil de Ahora Madrid.

Los presupuestos participativos en París llevan dos ediciones, después de que la regidora socialista Anne Hidalgo, de origen español, los implantase en 2014. Este año se han presentado más de 5.000 propuestas, que se someterán a votación durante el próximo mes de septiembre. Los presupuestos destinados a esta partida han pasado en tan solo un ejercicio de los 20 a los 75 millones, y se espera superar la participación, que el año pasado alcanzó las 40.000 personas. Entre los proyectos que han visto la luz se encuentra la creación de jardines verticales en una cuarentena de edificios, pasos subterráneos, rehabilitación de espacios urbanos abandonados o eliminación de barreras arquitectónicas para personas con movilidad reducida.

* Leer artículo completo en El Confidencial