Resulta innegable que, en estos momentos, la práctica de la gestación por sustitución se lleva a cabo en muchos lugares del mundo vulnerando derechos fundamentales de mujeres, niñas y niños. La presión feminista y el conocimiento de estas prácticas están consiguiendo que estos países cierren el acceso a ese mercado a los comitentes de países en los que no hay una regulación, de forma que llevarla a cabo contribuye a mantener la vulneración de esos derechos en los países donde se permite este tipo de prácticas.

Ante el interés mediático suscitado por la gestación por sustitución en los últimos meses, alimentado por partidos como Ciudadanos y abonado por deportistas, gentes del mundo del cine, la música o de la llamada prensa del corazón; es decir, personas con un poder adquisitivo elevado que han puesto de moda un fenómeno por otro lado cuantitativamente minoritario en la sociedad española, Podemos ha indicado siempre que un asunto de este tipo no puede despacharse sin un debate sosegado, participado y, sobre todo, incardinado en los debates feministas.

El anuncio de que Ciudadanos registrará el martes 27 de junio su propuesta de ley para regular la gestación por sustitución, actualmente prohibida en nuestro ordenamiento jurídico, fuerza una respuesta en una semana en la que el Pacto de Estado en Materia de Violencia de Género llega a su fin con duras negociaciones y en todo el territorio festejamos la lucha de las personas LGTBI, su orgullo que es el nuestro. Lamentamos que Albert Rivera concite la atención de su partido y los medios en este asunto cuando los derechos de las mujeres y las personas LGTBI se enfrentan a retos trascendentes que tienen que ver con la vida, la libertad y la violencia de una forma radical.

A la espera de conocer el texto en detalle que Ciudadanos registrará para su debate en el Congreso, Podemos manifiesta que:

  • La urgencia de Ciudadanos se debe a una necesidad de regulación que permita a clínicas, agencias y otros agentes económicos mantener su tipo de negocio en España sin tener en cuenta la vulneración de derechos humanos de mujeres, niñas y niños que se cometen de forma fehaciente en muchos de los países donde está permitido contratar este tipo de servicio. Podemos se niega a adoptar un modelo que garantice la vulneración de estos derechos en España o en cualquier lugar del mundo.

  • La gestación por sustitución no puede llamarse “altruista” cuando hay, de por medio, “compensaciones” económicas. Si de verdad se quiere indagar en posibilidades altruistas, nada que involucre intercambio económico asimilable a la compra-venta es admisible. Podemos considera que no todo debe someterse a la ley del mercado.

  • La gestación por sustitución no es una técnica reproductiva, es un proceso biológico, un proceso de vida. Podemos considera que la resignificación capitalista del trabajo reproductivo lo banaliza al mercantilizarlo y pone en peligro los derechos de las mujeres, niñas y niños de todo el mundo.

  • El marco contractual de la gestación por sustitución, en el que se pretende que la madre gestante renuncie por contrato a ciertos de rechos fundamentales, como la interrupción voluntaria del embarazo, es inadmisible para Podemos, tenga este contrato lugar en España o en cualquier lugar del mundo.

  • No aceptamos la retórica familiar de Albert Rivera en la que este tipo de práctica se plantea como progreso, futuro, novedad del tipo de familia en España. Tampoco que la maternidad o la paternidad, así como el deseo de tener descendencia genéticamente idéntica, sean derechos en grado alguno, mucho menos equiparables a aquellos otros fundamentales que esta práctica vulnera.

  • Organismos internacionales como la CEDAW o el Parlamento Europeo han alertado e instado a la prohibición de toda práctica gestacional que vulnere los derechos de las mujeres y las niñas en el mundo, especialmente en países en desarrollo (proveedores de madres gestantes) en los que se ha comprobado la comisión de delitos contra los derechos humanos y la vinculación de la gestación por sustitución con la trata de seres humanos.

Por lo anteriormente expuesto, Podemos se opondrá a cualquier regulación de la gestación por sustitución que entre en colisión con los puntos anteriores, marco de nuestra reflexión como partido y como feministas. Si, como se deduce por las declaraciones realizadas en el último tiempo, la propuesta de Ciudadanos infringe alguno de los presupuestos anteriormente citados, nos opondremos a ella.

Al mismo tiempo y como parte del proceso de debate y reflexión que como partido estamos realizando, anunciamos la redacción de una Ponencia Marco que someteremos a opinión en nuestras áreas territoriales y círculos feministas, con el objeto de conocer el resultado del trabajo reflexivo realizado hasta el momento y emitir, en un plazo previo a la discusión parlamentaria de la ley, un dictamen definitivo que parta de los puntos anteriormente expuestos.

Secretaría de Feminismos Interseccional y LGTBI de Podemos
Lunes, 26 de junio de 2017