DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA

189 países acordaron en el año 2000 los Objetivos del Milenio, ocho metas a alcanzar durante lo siguientes quince años, entre ellas la erradicación de la trasmisión del VIH. A punto de cerrar el año 2015, los deberes todavía no se han hecho; responsables de la lucha contra el SIDA de todo el globo han decidido prorrogar el plazo hasta 2020. Tenemos una gran oportunidad y un gran reto: la voluntad política es imprescindible para lograrlo.

La fórmula 90 x 90 x 90 es el camino más efectivo para paralizar la transmisión del VIH:

  • 90% de personas diagnosticadas
  • 90% de personas en tratamiento antirretroviral
  • 90% de personas en tratamiento de carga viral indetectable

Los diagnósticos tempranos disminuyen en hasta diez veces la mortalidad durante el primer año desde la transmisión y permiten el tratamiento desde el inicio. Los tratamientos correctos y eficaces no solo favorecen la calidad de vida de la persona, sino que reducen la carga viral prácticamente en su totalidad, aunque no eliminan el virus, de manera que la persona puede llegar a un grado de infección indetectable y no transmitirlo. Es por ello que es fundamental la accesibilidad universal a los diagnósticos y al tratamiento para erradicar la propagación del virus, así como la evaluación de nuevas innovaciones en el ámbito preventivo para valorar su papel dentro de las políticas de prevención.

PODEMOS propone medidas que se ajustan al nuevo reto de Objetivos del Milenio, así como a la fórmula 90x90x90, y que abundan en la necesidad de trabajar sobre tres ejes fundamentales: las políticas de prevención, la lucha frente al estigma en el mundo social y laboral, y el desarrollo de políticas de promoción de la educación sexual y afectiva que integren la infección por el VIH en una visión mucho más amplia. Nuestras propuestas fundamentales son:

  • Facilitar el acceso a la PRUEBA rápida de VIH en los centros de salud, también en los entornos no clínicos, y apoyar a las entidades sociales que trabajan en programas de detección.
  • Garantizar el acceso UNIVERSAL de todas las personas a las carteras de servicios asistenciales y al tratamiento de la sanidad pública. Impulsar medidas para que se garantice el tratamiento a las personas con VIH privadas de libertad.
  • Potenciar y homogeneizar la calidad de la ASISTENCIA de los programas y los centros ITS desde una perspectiva de género.
  • Garantizar las VIVIENDAS de apoyo al tratamiento a personas en situación de emergencia social, así como el refuerzo de los programas de apoyo psicosocial.
  • Garantizar los derechos y un espacio de NO DISCRIMINACIÓN y lucha contra la serofobia desde las administraciones públicas y los espacios educativos, con especial atención en la discriminación laboral de las personas que viven con el VIH.
  • Apoyar un pacto de Estado para la lucha contra el VIH.

Estas propuestas han de llegar a toda la población y deberán ser complementadas con importantes esfuerzos en los programas de prevención de la infección por el VIH. Son indispensables los planes de promoción de una sexualidad informada, libre y responsable. Debe dedicarse especial atención a este respecto a la población joven, que se ve afectada por el relajamiento en los planes de prevención y sufre las consecuencias de la falta de financiación por parte del gobierno actual.

ÁREA DE SALUD /SANIDAD. PODEMOS