Hemos logrado aprobar una norma que repara el agravio cometido contra 4.000 familias a las que se les había cobrado indebidamente el coste por alojar a sus mayores en una residencia pública. Además, hemos facilitado la imparcialidad de los tribunales de selección en el sector sanitario

En las Juntas del Principado de Asturias, es la primera vez en muchos años que se aprueban leyes surgidas del impulso de la oposición y no del Gobierno de turno, y ha sido gracias a las compañeras y compañeros del grupo parlamentario de Podemos Asturies.

Por un lado, con la Ley de Suspensión de Liquidaciones de las Deudas del ERA, hemos logrado que se apruebe una norma que repara el agravio cometido contra 4.000 familias a las que se les había cobrado indebidamente el coste por alojar a sus mayores en una residencia pública. La movilización de los afectados, que se habían constituido en plataforma y recorrido Asturias, a pesar de la avanzada edad de sus componentes, ha supuesto tal presión que lo que empezó siendo una simple declaración de intenciones firmadas en una moción acabó en una ley aprobada y tramitada con carácter de urgencia y defendida por nuestra compañera Rosa Espiño.

En segundo lugar, Podemos en Asturias ha sacado adelante la ley reguladora de las pruebas de oposición para la selección y provisión de plazas de Facultativo Especialista de Área, pensada para facilitar la imparcialidad de los tribunales de selección en el sector sanitario.

No han sido pocos los impedimentos que hemos tenido que sortear: la calumnia, la desconfianza, la impotencia, el desánimo. Pero no nos levantamos en las plazas para resignarnos, sino para conquistar la justicia social que este país merece: hemos demostrado que los parlamentos no se subordinan a los ejecutivos, estamos acabando con la dinámica de que la parálisis del Gobierno implique el bloqueo del trabajo legislativo. ¡Son pequeños pasos para los cargos parlamentarios, pero grandes pasos para una sociedad democrática!