El 27 de junio la Comisión de Cooperación del Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad la Proposición no de Ley de nuestro Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea para la legítima defensa de los Derechos Humanos. La enmienda transaccional aprobada por todos los grupos parlamentarios insta al Gobierno a “reconocer y defender el derecho a las actividades legales y pacíficas de los activistas de derechos humanos palestinos, israelíes y de otros países protegidas por la libertad de expresión y reunión, como el derecho a promover campañas de boicot, sanciones y desinversiones”.

Esta aprobación implica que nuestro Gobierno debe reconocer esos derechos y actuar contra el acoso que sufren activistas en España y en otros muchos países en sus campañas pacíficas, legales y legítimas contra la violación de derechos humanos en Palestina. El Congreso se suma a los reconocimientos del derecho al BDS como libertad de expresión ya realizados por la Vicepresidenta y Alta Representante de la Unión Europea, Federica Mogherini; los Gobiernos de Irlanda, Países Bajos y Suecia; y el Parlamento de Navarra.

Desde Podemos hemos defendido en los últimos meses actuaciones contra la represión y amenazas a activistas del BDS como Omar Barghouti, así como la condena a la cancelación de una conferencia en Casa Árabe,  “La sociedad palestina frente a la ocupación y el apartheid, Resistencia No Violenta, Boicot a Israel (BDS) y por los derechos humanos”, el pasado 31 de enero, motivo por el que realizamos una pregunta parlamentaria, que fue respondida por el  Gobierno. Estas y otras muchas acciones forman parte del compromiso de Podemos por el respeto a los derechos humanos, el derecho internacional y contra el apartheid en Palestina.

Además de Palestina, en la Proposición No de Ley aprobada hoy se ha instado al Gobierno a proteger a defensoras de derechos humanos señalando específicamente amenazas concretas contra la defensa de los derechos medioambientales en América Latina y  derechos LGTBI. Por desgracia, asesinatos tan conocidos como el  de las mujeres Berta Cáceres -por su denuncia de los abusos de las transnacionales en Honduras- y Hande Kader -por su denuncia del acoso y violencia a las personas trans y homosexuales, en Turquía- son sólo los más conocidos en una larga lista de persecuciones en todo el mundo a personas y organizaciones en su defensa de los Derechos Humanos.