El mercado diario en el que se fija el precio de la electricidad en España es disfuncional. Su diseño marginalista hace que todas las tecnologías (con muy diversos costes variables) que generan a una determinada hora sean retribuidas al precio de la más cara y, como consecuencia, el precio que pagamos por la electricidad tiene poco que ver con el coste real de generación. El espectacular incremento del precio en el presente mes ha vuelto a poner de actualidad este absurdo mecanismo de fijación de precios: desde el día 1 de enero, y en plena ola de frío, el precio de la electricidad en el mercado diario ha crecido un 70% (figura 1).

SE_precio_mercado

 

Figura 1. Fuente: OMIE

El aumento responde a diversos motivos. En esta nota queremos incidir en un aspecto: en enero, con frecuencia, los elevados precios del mercado han sido marcados por las centrales hidroeléctricas (HI en la tabla de la figura 2).

Este comportamiento contrasta con la función que, en nuestra opinión, debe cumplir la tecnología hidroeléctrica.  En un sistema eléctrico renovable, y en la transición hacia él, la hidroeléctrica de embalse, por su capacidad para regular la producción, ha de tener la misión primordial de apoyar a las renovables intermitentes (y, por tanto, no regulables), como la solar fotovoltaica y la eólica.

SE_tecnologias

Figura 2. Fuente: OMIE

 

Tal misión es difícilmente compatible con la gestión actual de las hidroeléctricas, que se basa en maximizar los beneficios producidos en el mercado por el uso del agua embalsada (en 2015, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia ya sancionó a Iberdrola por «manipulación fraudulenta tendente a alterar el precio de la energía» mediante ofertas de algunas de sus hidroeléctricas a finales de 2013).

Para terminar con el uso especulativo del agua en la generación de electricidad, y para que esta tecnología cumpla su función en la transición hacia un sistema eléctrico renovable, la Administración del Estado debería gestionar las hidroeléctricas. Así pues, proponemos que el Estado recupere las centrales hidroeléctricas cuyas concesiones caduquen.

Secretaría de Economía