La cámara autonómica ha aprobado una comisión de estudio sobre el endeudamiento y la gestión pública de la Comunidad con los votos a favor de Podemos, PSOE y Ciudadanos y la abstención del PP

«Estamos haciendo lo que la ciudadanía nos ha pedido: traer el cambio», ha afirmado el portavoz de Podemos en la Asamblea, José Manuel López

elDiario.es

La Asamblea de Madrid ha aprobado este jueves, con los votos de PSOE, Podemos y Ciudadanos y la abstención del PP, una comisión de estudio sobre el endeudamiento de la Comunidad de Madrid en los últimos años, que la oposición ha enmarcado en el cambio que ha llegado tras 20 años de mayoría absoluta del PP y que ha negado que vaya en contra de nadie.

Después de que Podemos pusiera sobre la mesa su propuesta de realizar una comisión de estudio sobre «la auditoría del endeudamiento y la gestión pública de la Comunidad de Madrid», los otros dos partidos de la oposición decidieron apoyarle, pero no consiguieron el sí del PP, que hoy ha vuelto a criticar las formas en las que se ha planteado, así como su contenido.

No obstante, la comisión saldrá adelante y tendrá como objeto «analizar la gestión y el origen del endeudamiento de la Comunidad» que, según el portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, José Manuel López, ha pasado de 10.000 a 25.000 millones de euros entre 2006 y finales de 2014.

«Veinte años y un día» después, pierde el PP

López ha indicado que a lo largo de las pasadas legislaturas se han creado grandes infraestructuras «que no siempre han tenido sentido» y «siempre han ido a las mismas empresas» generando una «red clientelar» y un «sistema muy complejo y muy perverso». A su juicio, estos años se ha generado un «endeudamiento económico que está lastrando el desarrollo económico y social» y se han producido «grandes tramas de corrupción» para cuya existencia «hace falta un caldo de cultivo que las sostenga».

Tras exponer los hechos, ha explicado que fue «compromiso por el cambio de modelo productivo y regeneración» lo que llevó a Podemos a pedir la comisión de estudio sobre el endeudamiento y a intentar llegar a un acuerdo para que fuera compartido.

En este punto, ha afeado al PP no haberse sumado a pesar de que la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, prometió en su investidura la llegada de una nueva Comunidad de Madrid. A su juicio, no lo han hecho porque «tienen una mochila muy pesada que les va a costar quitarse».

«Estamos haciendo lo que la ciudadanía nos ha pedido: traer el cambio», ha aseverado López, quien ha sostenido que hoy es un día «especialmente importante porque después de 20 años y un día el PP ha perdido una votación en la junta de portavoces» y «no ha ganado una votación». «Veinte años y un día que para muchos madrileños ha sido una pena un poco larga. El cambio está aquí. Bienvenidos al cambio», ha destacado.

Conocer qué ha generado la «injusticia» en la Comunidad

El portavoz del principal partido de la oposición, Ángel Gabilondo, ha explicado que están «de acuerdo con la propuesta», porque se van a ver «las causas y estructuras» que han llevado a la región al lugar en el que está.

«Creemos que algo no ha ido suficientemente bien en la Comunidad de Madrid. Queremos ver qué ha sido», ha explicado Gabilondo, quien ha añadido que apoyan la comisión porque quieren «modificar y transformar el estado actual de las cosas».

«Queremos ver qué ha generado esta injusticia que hay en la Comunidad, quién se ha beneficiado de ella, quién les ha beneficiado para que se beneficien ellos y que estas personas no estén nunca más en puestos de responsabilidad», ha destacado Gabilondo, que ha indicado que le «duele» que la Comunidad se asocie a la corrupción.

C’s: «No se busca juzgar a nadie»

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha abierto su intervención señalando que este pleno y la aprobación de esta comisión muestra que se están dando «cambios sustanciales en la manera de hacer política y en los procedimientos.»

«Lo único que pedimos es conocer y saber qué ha pasado en la Comunidad de Madrid», ha señalado Aguado, quien ha insistido en que «los cambios en política se están empezando a ver», un cambio que, en su opinión, también ha llegado a la Cámara de Vallecas, donde, en su opinión, hasta ahora «no se ha hecho un control real efectivo» del Gobierno porque «lo ha impedido la mayoría absoluta del PP».

En este sentido, ha expuesto que lo que se pretende con la comisión es «conocer y entender las pautas que han llevado a la situación actual», pero «no se busca juzgar a nadie», sino saber por qué se ha llegado a esta situación de endeudamiento. «No es cuestión de remover el pasado. Es cuestión de entender el pasado», ha remarcado Aguado, quien ha insistido en que «no se persigue a personas concretas, sino procesos concretos».

Dispuestos a analizar la deuda para mejorar

El único que ha tenido que argumentar por qué no ha votado sí es el portavoz popular, Enrique Ossorio, quien en primer lugar, ha defendido que «en estos años se ha hecho una buena gestión», aunque están dispuestos a estudiar y analizar los procesos para ver si se puede mejorar en algo.

Ossorio ha explicado la abstención de su grupo aludiendo a que los antecedentes se basan en algo «completamente erróneo». Según ha señalado, en la propuesta de comisión se habla de «una escalada de la deuda pública en la Comunidad sin parangón» cuando, a su juicio, no es así, y lo dicen estudios del Banco Central Europeo.

Por otra parte, ha continuado, se dice que en la Comunidad hay «enormes sobrecostes de gestión de los servicios públicos por el modelo de contratación atestiguados por instituciones públicas», cosa que ha negado conocer. De hecho, ha asegurado que hay informes que tildan la gestión de la Comunidad de especialmente eficaz».

En cuanto a los casos de corrupción, se ha opuesto a vincularlos al crecimiento de la deuda. Lo ha calificado de «despropósito» y ha pedido no hablar de corrupción institucionalizada, ya que este tipo de casos «son individuales». También se ha opuesto al contenido porque se «cambió sobre la marcha» y ha denunciado que el texto de la propuesta «ya plantee conclusiones».

Así, ha zanjado que se ha abstenido aunque se han mostrado «dispuestos a analizar la deuda, la contratación y la forma de gestión para mejorarla» porque, ha asegurado, miran al futuro.

 * Leer artículo en elDiario.es