Para los economistas de Podemos, cualquier recorte del gasto público supondría una desacelaración que agravaría los problemas actuales y el crecimiento de las desigualdades

En la reunión han participado la secretaría estatal de Economía y responsables regionales y parlamentarios especializados en la materia

Podemos ha reunido este fin de semana a su equipo económico para analizar la situación de España y trazar el plan de actuación para la legislatura que acaba de ser estrenada, en particular, para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado.

El equipo económico, que está formado por los miembros de la secretaría de Economía estatal, los responsables territoriales y los diputados y senadores encargados de la materia, ha reiterado su oposición a los 7.700 millones de euros de ajuste que la Comisión Europea exige al Gobierno. Volver a imponer recortes del gasto público resultaría, a juicio del equipo económico, letal para la economía española y para la cohesión social, y profundizaría la crisis social en la que nos encontramos actualmente.

Para el secretario de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, “la financiación de los servicios públicos básicos como Educación, Sanidad o Dependencia ha tocado fondo, por lo que España necesita todo lo contrario a los posibles recortes que se avecinan: revertir los ya realizados durante los últimos años para volver a tener niveles de gasto por habitante en servicios públicos básicos como los que existían antes de la crisis. A partir de ahí, nuestro maltrecho Estado del Bienestar debe profundizarse”.

Según Podemos, en lugar de este “fetiche de la reducción urgente del déficit público”, el Gobierno de España debería priorizar las necesidades y urgencias económicas y sociales que tiene el país, como han hecho Francia e Italia, y anteponer la creación de empleo, el sostenimiento del Estado del Bienestar o el apoyo al cambio de modelo productivo, frente a una reducción drástica del déficit público.

Durante la reunión, el equipo económico también debatió sobre cuál es la mejor estrategia de política fiscal para presentar como alternativa a los recortes. Como conclusión, los economistas destacaron la importancia de concretar en las próximas semanas una reforma tributaria que garantice la suficiencia fiscal del sistema y refuerce su progresividad.