El Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha presentado una proposición de ley para establecer un recargo de solidaridad a las entidades de crédito.

  • Las entidades de crédito tienen un tipo diferenciado en el impuesto de sociedades. Nuestra propuesta es modificar dicho tipo, estableciendo un recargo, para incrementarlo en 10 puntos porcentuales.

  • Por ello, en la proposición de ley se opta por una duración de cinco años para este recargo, que serán prorrogables con el fin de que se pueda evaluar —pasado ese periodo— su funcionamiento y, también, valorar su continuidad y su ejecución.

  • Buena parte de los países europeos han instaurado alguna figura tributaria de este tipo (entre ellos, Alemania, Portugal, Reino Unido, Noruega, Bélgica, Holanda o Portugal). Y en todos estos países se ha producido un funcionamiento correcto, lo que ha permitido incrementar la contribución del sector financiero a la financiación del gasto público.

  • Una de las ventajas de nuestra propuesta es la sencillez en el cálculo, ya que consiste en un incremento del tipo actual del impuesto de sociedades. Partiendo de las últimas cifras de beneficios de las entidades de crédito, proporcionadas por la AEAT y actualizadas con una tasa de inflación del 2%, la recaudación derivada de este recargo empezaría en torno a los 1.000 millones de euros el primer año, y la recaudación acumulada en los primeros cinco años de vigencia del impuesto alcanzaría unos 5.800 millones de euros en total. Estas cantidades son parecidas a las obtenidas por conceptos similares en otros países.

  • En España, el total de las ayudas dadas a los bancos sin recuperar supera los 42.000 millones de euros (según el último informe del Banco de España). Este impuesto en sus primeros cinco años de vida pretende recaudar 5.800 millones de euros (0,13% de las ayudas no recuperables). Es, por tanto, un impuesto modesto, pero con un impacto notable en la recaudación.

Viernes, 19 de enero de 2018