«Cuando hablamos de feminizar la política hablamos de encarnarla en una actitud de vida, en un hacer común, en resistirse a las tendencias autoritarias y en convertir la confrontación en un canal de comunicación”, explicó Palop este viernes en Madrid

María Eugenia Rodríguez Palop, candidata de Unidas Podemos al Parlamento Europeo, defendió este viernes 17 de mayo en un acto en Madrid que la articulación de las fuerzas progresistas europeas es el único proyecto “con verdadera capacidad de transformación” frente a quienes quieren acabar con la Unión Europea o pretenden que todo siga igual, “poniendo los intereses de las oligarquías por delante de los derechos de los ciudadanos”. La coordinación de fuerzas como Unidas Podemos, La France insoumise y el Bloco de Esquerda es “la alternativa a Salvini, que quiere dinamitar la UE, y a Macron y Merkel, que solo quieren hacer pequeños ajustes para sobrevivir”.

Aunque muchos ciudadanos piensen en la UE con palabras como “burocracia, tecnocracia, desafección y frialdad, es el lugar desde el que más se puede hacer para luchar por todo aquello por lo que he trabajado toda la vida: la democracia, los derechos humanos, los derechos de las mujeres y el ecologismo”, explicó Rodriguez Palop en una conversación distendida con Idoia Villanueva, también candidata al Parlamento Europeo, y la periodista Laura Casielles en el Templo de Debod.

En los últimos días, Rodríguez Palop ha participado en actos en París (junto a Leïla Chaibi, candidata de La France insoumise al Parlamento Europeo) y Coimbra (con Catarina Martins y Marisa Matias, coordinadora y eurodiputada del Bloco de Esquerda, respectivamente). En ellos, Palop ha reivindicado “la creación de un sujeto político de izquierdas que pueda hacer frente a las extremas derechas y a las derechas extremadas que están resurgiendo en Europa”. “Somos la garantía de una Europa más democrática y representativa, más igualitaria, donde los derechos sociales estén blindados. Somos la garantía de una Europa sostenible, que luche contra el cambio climático, y de una Europa feminista y feminizada que atienda a las mujeres no solamente en el espacio laboral, sino también en el espacio de cuidados”.

En ese sentido, Rodríguez Palop señaló este viernes la diferencia entre “aplicar políticas feministas y feminizar la política”. “El feminismo se tienen que encarnar, no basta con tener un discurso feminista, aunque tenerlo es necesario y sea positivo. Políticas feministas puede hacer cualquiera que tenga sentido común: acabar con la brecha salarial, por ejemplo. Pero cuando hablamos de feminizar la política hablamos de encarnarla en una actitud de vida, en un hacer común, en resistirse a las tendencias autoritarias y en convertir la confrontación en un canal de comunicación”.

Por su parte, Idoia Villanueva señaló sobre su salto a la política europea: “O haces tú la política o la hacen otros por ti. La política es la vida cotidiana y es lo que haces en tu municipio, en tu ciudad, en tu país, pero la política que se hace en esos espacios está regida en gran medida por estructuras mayores”. Sobre las alianzas internacionales, aseguró: “Encontrarnos con otras fuerzas nos hace darnos cuenta de que los problemas de los ciudadanos son compartidos: la precariedad, la desigualdad… Hay pueblos y países dispuestos a luchar por un proyecto que ponga la vida en el centro”.

Sábado, 18 de mayo de 2019