Pablo Iglesias en la sesión de investidura previa a la segunda votación