• Los eurodiputados de Podemos denuncian en el Parlamento Europeo la falta de recursos destinados al salvamento marítimo

• Los eurodiputados del GUE/NGL han desplegado una pancarta de 100 metros con los nombres de 17.304 personas que han muerto en el Mediterráneo entre 1990 y 2012

Ante las recientes catástrofes humanitarias en las aguas del Mediterráneo los representantes de Podemos han reclamado al Parlamento Europeo un cambio en sus políticas actuales para evitar más muertes, así como la puesta en marcha de forma inmediata de una operación de salvamento con suficiente dotación. De lo contrario, como señala Médicos Sin Fronteras, el mar seguirá convirtiéndose en una gran fosa común ante los ojos horrorizados de la ciudadanía europea. «La dignidad de Europa muere cada día en las aguas del Mediterráneo», ha manifestado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Este miércoles ha tenido lugar en la Eurocámara el debate sobre «las recientes tragedias en el Mediterráneo» en el que ha declarado Juncker por parte de la Comisión. Al mismo tiempo, eurodiputados del GUE/NGL, el grupo parlamentario en el que está integrado Podemos, han desplegado a las puertas de la sala donde tenía lugar la sesión una pan- carta que recogía 17.304 nombres de personas que han muerto en el Mediterráneo entre 1990 a 2012.

La semana pasada Pablo Iglesias, en nombre de la delegación de Podemos, lideró una iniciativa, apoyada por diferentes grupos políticos, con el envío de una declaración dirigida a la Comisión Europea denunciando la actual gestión de la Unión en materia de políticas de asilo. La declaración reclama asimismo a la Comisión y a los estados miembro que lleven a cabo una operación búsqueda y rescate en el Mediterráneo que incluya bar- cos estacionados en aguas abiertas. También se reclamó que la Comisión haga propuestas para asegurar el acceso legal y seguro a la Unión Europea y que se reevalúen las políticas de comercio y de cooperación al desarrollo, que se dirija a las causas estructurales de los flujos migratorios.

Podemos manifiesta que estas tragedias no son meros accidentes, sino un producto de las políticas europeas, por lo que es necesario dar un giro de 180 grados en el Mediterráneo, convertido hoy, según ACNUR, en el mar más mortífero del mundo. Así, es necesario cambiar el enfoque bélico que caracteriza a la Agencia Frontex por una visión humanitaria e implementar un programa europeo de salvamento marítimo que tome por objeto la integridad de las personas.

Los eurodiputados de Podemos reclaman también que se articulen vías de entrada a la Unión Europea legales y justas que eviten que las personas arriesguen sus vidas, así como mecanismos para solicitar protección internacional y asilo en terceros países, algo amparado tanto por la legislación nacional como internacional. Además, piden a las instituciones comunitarias que revisen las políticas de asilo para dar una respuesta adecuada a la crisis humanitaria que viven países en conflicto como Siria y dar una respuesta conjunta a la crisis humanitaria, sin que ello sea pretexto para justificar futuras operaciones militares en países como Libia.