«Prometo trabajar para erradicar las barreras que provocan desigualdades y que atentan a los Derechos Humanos», hoy Pilar Lima ha prometido el cargo, convirtiéndose así en la primera senadora sorda. Enhorabuena.