La formación propone una reforma fiscal y luchar contra el fraude para afrontar el problema de ingresos que padece la economía española

Podemos cree que las comunidades autónomas no pueden ahogarse con objetivos de déficit más estrictos sin que se resientan los servicios sociales

Podemos ha asegurado que continuar con los actuales objetivos de déficit impuestos por Europa es una pretensión «irreal» y «contraproducente para la recuperación económica y la generación de empleo». Así lo ha expresado Nacho Álvarez, secretario de Economía de Podemos, después de conocer que el déficit de España en 2015 se ha elevado hasta el 5,2% del producto interior bruto (PIB). Para Podemos, el incumplimiento sistemático de los objetivos de déficit durante todos los años del Gobierno del Partido Popular demuestra que estas previsiones se alejan de las necesidades y la situación real de la economía española.

Álvarez ha defendido que los diferentes datos macroeconómicos españoles, entre ellos los del déficit, demuestran que «las políticas de austeridad han fracasado, por lo que es hora de superarlas». El responsable económico de Podemos asegura que este análisis ha conseguido ya un «consenso generalizado», por lo que, para él, es necesario «traducirlo en una nueva senda de reducción del déficit en lugar de en nuevos recortes de los servicios públicos».

Además de objetivos más realistas en la reducción del déficit, Podemos propone reforzar la lucha contra el fraude y llevar a cabo una reforma fiscal progresiva que permita desarrollar una agenda social ambiciosa. De esta forma, se afrontaría lo que para Podemos es el verdadero problema de la economía española: la debilidad de los ingresos (y no la contención de gastos).

Los causantes de esta falta de ingresos para activar la economía son, según Álvarez, «decisiones profundamente desacertadas del Gobierno», como, por un lado, la rebaja fiscal iniciada el pasado julio y que aumentó la regresividad del sistema a la vez que redujo la cantidad recaudada, y, por otro, la generalización de unos empleos precarios, fruto de la reforma laboral, que ha minado las bases de cotización del sistema.

Frente al análisis del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ha cargado la responsabilidad del desvío del déficit a las comunidades autónomas, el economista de Podemos ha subrayado la importancia de estas administraciones para el desarrollo de las políticas sociales. Álvarez ha asegurado que, como responsables de una parte fundamental de los servicios públicos, «las comunidades no pueden ahogarse con objetivos de déficit imposibles de cumplir sin seguir deteriorando más estos servicios. Además -ha continuado Álvarez- las comunidades representan un tercio del gasto y, si les correspondiera un tercio del déficit, su objetivo habría sido del 1,4% para este año, prácticamente el mismo que han tenido».

El secretario de Economía de Podemos ha advertido a PSOE y Ciudadanos que «esta cifra de déficit no puede ser utilizada como excusa para cercenar la agenda social de un posible Gobierno del Cambio». Según Álvarez, «renunciar al desarrollo de unas políticas activas supondría volver a introducir a España en el círculo vicioso de la austeridad».