El 8 de marzo de 2018 y 2019 millones de mujeres pararon en nuestro país y salieron a las calles. Desde Podemos, participamos en ambas huelgas laborales, de cuidados, de consumo y estudiantiles, que demostraron al mundo entero que poner la vida en el centro es otra manera de luchar contra las desigualdades a las que se enfrentan día a día las mujeres.

De nuevo, nos sentimos interpeladas por el movimiento feminista, y el 8M volveremos a salir a las calles. Esta interpelación se ha visto reflejada en el anteproyecto de la Ley de Libertad Sexual, aprobado por el Consejo de Ministras y Ministros, que pone el consentimiento (#SoloSíEsSí) en el centro y que hará que las mujeres de este país nos sintamos más libres. Estamos profundamente orgullosas de esta ley y del Ministerio de Igualdad, del que ha partido, y reafirmamos nuestro compromiso de seguir siendo instrumento y vehículo de las demandas del movimiento feminista.

«Unidas, libres y feministas» será nuestro lema este año. Unidas ante los ataques negacionistas de quienes quieren que volvamos atrás en derechos; libres, porque las calles, las noches, los espacios comunes también son nuestros, porque nuestra palabra no debe ponerse en duda ante las agresiones, porque sin libertad no hay derechos; y feministas, únicas en nuestra diversidad y fundidas en una sola voz, la que proclama que la revolución es feminista.

Frente a la reacción de quienes nos dicen que no se puede, frente a la oposición de un patriarcado que tiene los días contados, frente al miedo…, elegimos la esperanza, sabedoras de que el feminismo es, ahora más que nunca, la brújula de la democracia y de la justicia social.

«Unidas, libres y feministas»: el 8M nuestra voz vuelve a escucharse en las calles, compañeras. ¡Seguimos!

Secretaría de Feminismos Interseccional y LGTBI de Podemos

Marzo 2020