Hoy, 28 de septiembre, Día de Acción Global por un Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe, queremos apoyar las manifestaciones que se han convocado en las distintas ciudades del mundo e incidir en la importancia del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. El derecho al aborto es un requisito fundamental para que las mujeres alcancen la autonomía sobre sus propios cuerpos y el pleno desarrollo de los derechos sexuales y reproductivos. Desde Podemos se trabaja para conseguir este derecho para todas las mujeres tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Lo cierto es que todavía quedan muchas cosas por hacer para que el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo esté defendido de manera integral por las instituciones públicas. Es imprescindible modificar la ley para que las menores a partir de los 16 años no necesiten el consentimiento paterno para abortar. Tampoco hay que olvidar como los recortes en sanidad y la siempre precaria provisión por parte del Sistema Nacional de Salud para la interrupción voluntaria del embarazo ponen en entredicho el derecho de las mujeres a contar con un aborto libre, gratuito, seguro y de calidad, especialmente el de quienes se encuentran en situaciones más vulnerables, como las migrantes. Pero, además, son necesarias políticas públicas de prevención, el desarrollo de una estrategia de salud sexual y la implementación de un programa de educación sexual desde una perspectiva de género, libre de estereotipos sexistas y LGTBIfóbicos. Solo avanzando con firmeza podremos garantizar el derecho de las mujeres a contar con una sexualidad libre y una maternidad segura y elegida.

La huelga feminista (de trabajo, cuidados y consumo) convocada el pasado 8 de marzo ha supuesto un impulso histórico en la lucha por los derechos de las mujeres en todo el mundo. Ya en 2014, la movilización contra la propuesta del ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón durante el Gobierno del Partido Popular fue determinante para su dimisión, siendo uno de los catalizadores de la actual potencia del movimiento feminista en nuestro país. Durante todo este año hemos asistido a un movimiento internacional en el que uno de sus ejes ha sido la reivindicación de la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en diferentes países. El caso de Irlanda ha sido especialmente importante por el éxito del referéndum, pero la lucha por los derechos de las mujeres continúa en otros países como Polonia, México, Argentina, Brasil o Chile. El movimiento feminista argentino, a pesar de que solo ha logrado una victoria parcial con sus reivindicaciones, ha causado un gran impacto internacional y ha conseguido un fuerte respaldo en la lucha por el aborto.

Desde Podemos nos sumamos a la lucha global por el derecho al aborto, porque los derechos o son para todas o no son derechos. Aborto libre, seguro y gratuito para todas las mujeres.

28 de septiembre de 2018
Secretaría de Feminismos Interseccional y LGTBI
Secretaría Internacional