La derogación de la LOMCE, el compromiso escrito de no realizar más recortes en educación, la eliminación de las contrarreformas en todas las etapas educativas y la recuperación de los recursos humanos y materiales perdidos en Educación son algunas de las reivindicaciones del 9 de marzo

Podemos apoya y anima a secundar la huelga educativa del próximo 9 de marzo, así como las manifestaciones y movilizaciones en defensa de la educación pública convocadas por la Plataforma Estatal por la Escuela Pública, Mareas por la Educación Pública y otras organizaciones y colectivos de la sociedad civil.

El Gobierno actual, apoyado en la gran coalición PP-PSOE-C’s, ha olvidado deliberadamente que, según establece el artículo 1 de la Constitución Española, la soberanía reside en el pueblo, y ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional para evitar la derogación de la LOMCE que votó el Congreso de los Diputados.

Al mismo tiempo, la Subcomisión Parlamentaria para el Pacto Educativo trabaja un documento sobre la estrategia 2020 del que tampoco hay garantías que aseguren su traducción en una nueva ley.

En Podemos, creemos que si el Parlamento no logra abrir sus puertas y ventanas para que se escuchen y se reflejen de manera efectiva las reivindicaciones de la comunidad educativa, a buen seguro el documento resultante de la subcomisión se traducirá en cambios cosméticos y en más recortes. Por ello volvemos a exigir la derogación de la LOMCE, una ley segregadora, mercantilista y proyectada para expulsar del sistema educativo a cientos de miles de jóvenes, sobre todo a los que tienen menos recursos.

También exigimos, entre otras cosas: la reversión de los recortes; el incremento del presupuesto dedicado a educación; la recuperación de un sistema de becas que garantice la igualdad de oportunidades; la eliminación de las contrarreformas universitarias y en formación profesional; la recuperación de
puestos de trabajo y la dignificación de las condiciones laborales que han sido gravemente mermadas; el freno a la privatización del sistema educativo; o la bajada de ratios.

Por estos motivos Podemos se suma a la huelga general educativa en todas las etapas -desde Infantil hasta Universidad- convocada el próximo 9 de marzo por la Plataforma Estatal por la Escuela Pública (formada por el Sindicato de Estudiantes, CCOO, STEs intersindical, UGT, CGT, el Frente de Estudiantes,
Estudiantes en Movimiento, FAEST, las familias de CEAPA y los Movimientos de Renovación Pedagógica), de Mareas por la Educación Pública y de muchas otras organizaciones, colectivos y plataformas sociales.

Además, Podemos realiza un llamamiento a todas las plataformas autonómicas y locales para configurar un listado de reivindicaciones concretas, en el que, junto a la exigencia de derogación de la LOMCE, se elabore una hoja de ruta con toda la comunidad educativa con el objetivo de sellar un pacto social educativo que vaya mucho más allá de un acuerdo cerrado entre partidos políticos.

Es urgente dar una respuesta ante la situación de la Educación en nuestro país y para ello es necesaria:

  • La retirada del recurso ante el Tribunal Constitucional y derogación de la LOMCE.
  • El compromiso escrito de no realizar más recortes en educación.
  • La eliminación de las contrarreformas en todas las etapas educativas.
  • La recuperación de los recursos humanos y materiales perdidos en Educación.