Desde Podemos queremos expresar nuestra más absoluta condena y rechazo a los ataques violentos que ha sufrido la caravana del expresidente Lula por la Región Sur de Brasil y nuestra consternación e indignación ante el intento de atentado al autobús de su caravana en la noche del último martes, 27 de marzo. Un ataque como este no puede quedar impune, por eso exigimos al Gobierno brasileño la elucidación del atentado y la detención y arresto inmediato de los autores.

Vemos con mucha preocupación la escalada de episodios de odio político y vulneración de derechos humanos que viene ocurriendo en Brasil en los últimos meses, incluyendo la intervención militar en Rio de Janeiro. Los ataques a la caravana de Lula siguen una preocupante espiral de odio, sectarismo y violencia política en la sociedad brasileña. Recordemos los episodios de acoso y censura a exposiciones culturales por cuestiones ideológicas, las agresiones físicas a personas públicas que expresan sus posiciones políticas e intelectuales – como ha sucedido recientemente en el aeropuerto de São Paulo con la filósofa estadounidense, Judith Butler– o el bárbaro asesinato de la concejala de la ciudad de Rio de Janeiro y activista de los derechos humanos, Marielle Franco – todavía sin identificación y detención de los responsables.

Por estos hechos, hacemos un llamamiento a la comunidad internacional, especialmente a la Unión Europea, en plenas negociaciones del tratado de libre comercio UE-Mercosur, y a España para exija al gobierno brasileño la contención inmediata de esa espiral y que las investigaciones de estos hechos se hagan con la máxima rapidez y transparencia.