El responsable de la Secretaría de Relaciones Internacionales, Pablo Bustinduy, ha visitado hoy miércoles la ‘sala secreta’ donde se puede consultar el TTIP

Es la primera vez que el Parlamento Español tiene acceso al texto del acuerdo, aunque sólo se pueden consultar algunos fragmentos bajo una estricta confidencialidad

Pablo Bustinduy: “Pedimos que se hagan públicos estos documentos porque es un tratado que sería perjudicial para nuestra soberanía y para nuestra democracia. Un gobierno de Podemos hará todo lo posible porque este tratado no salga adelante”

El responsable de la Secretaría de Relaciones Internacionales, Pablo Bustinduy, ha visitado hoy miércoles 11 de mayo la llamada ‘reading room’ que se encuentra en el Ministerio de Economía y Competitividad, una sala donde se pueden consultar partes del texto del acuerdo de Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP por sus siglas en inglés).

El acceso a la ‘reading room’ está completamente restringido: sólo pueden acceder parlamentarios solicitándolo con 72 horas de antelación y especificando los puntos que se quieren consultar durante un tiempo determinado. Es obligatorio, además, firmar un documento de confidencialidad que incluye “la prohibición de cualquier extracción de documentos de la sala de lectura, fotografía/escaneado, copia o divulgación de los mismos”.

Podemos ha manifestado en numerosas ocasiones su oposición a este  acuerdo que Estados Unidos y la Unión Europea están negociando el acuerdo bajo una fuerte opacidad. Las severas restricciones para la consulta del texto de dicho acuerdo en la ‘reading room’ son una prueba de ello.

“Creemos que con todas las negociaciones del TTIP hay un déficit de información y de transparencia. Se está hurtando al debate público información fundamental visto que es un tratado que afectaría a nuestros derechos sociales, laborales y medioambientales. Creemos que en una democracia la ciudadanía tiene que tener derecho a la información que le afecta directamente”, explica Bustinduy.