Desde Podemos manifestamos nuestro repudio al encarcelamiento arbitrario de los cuatro líderes de los movimientos sin techo que actúan en el centro de la ciudad de São Paulo: Angélica dos Santos Lima, Janice Ferreira Silva, Ednalva Franco y Sidney Ferreira.

En un contexto de endurecimiento de la disputa por la política urbana en São Paulo y Brasil, el gobernador del Estado de São Paulo, João Doria, aliado político de Bolsonaro, por medio de su Policía Civil y Poder Judicial, dirigió esta detención, en un proceso plagado de ilegalidades y basado en falsas acusaciones.

El acceso a la vivienda es un derecho social y humano negado a más de siete millones de familias brasileñas. Como estipula la Constitución de Brasil, la vivienda es un derecho y la propiedad debe cumplir su función social, de modo que las ocupaciones de edificios o terrenos abandonados es la principal forma de lucha político-social de los movimientos populares.

Los movimientos sin techo llevan actuando más de cuatro décadas de manera democrática y transparente. En todos estos años de organización y lucha, han conseguido millares de viviendas para las familias más desfavorecidas, además de contribuir de forma permanente y responsable con la formulación de las políticas habitacionales y urbanas.

Por todo ello nos sumamos a las voces de los movimientos populares, sindicales, partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil brasileños e internacionales que llaman a las defensoras de la democracia y de los derechos sociales a apoyar la jornada de resistencia contra la criminalización de la lucha en defensa de la vivienda y por la inmediata libertad de Angélica dos Santos Lima, Janice Ferreira Silva, Ednalva Franco y Sidney Ferreira, que son presos políticos de la vivienda.