«Mientras algunos cobran sobresueldos, nosotros ponemos los nuestros al servicio de la gente», señala el diputado madrileño Miguel Ardanuy

ABC, M. Ruiz Castro

Una de las condiciones que Podemos impone a sus cargos públicos es un tope salarial correspondiente a tres veces el salario mínimo interprofesional (648,60 euros). Ese «excedente» del sueldo se destina a partes iguales a las arcas del partido y a fines sociales. Aunque en un primer momento los cargos públicos de Podemos —eurodiputados y parlamentarios andaluces— podían elegir a qué fin social destinar esa mitad del sobrante, tras las elecciones del 24 de mayo, en las que el partido se hizo con 118 diputados regionales, la dirección ha decidido que sea la ciudadanía quien los escoja a través del proyecto Impulsa, cuya segunda edición ha sido presentada este jueves en rueda de prensa. En el caso de los concejales de Podemos, el reglamento para cargos municipales destina un 75% del sobrante al partido y el 25% restante, a Impulsa, aunque algunas de las candidaturas de unidad popular en las que se integraba Podemos tienen sus propios reglamentos en este punto.

En esta ocasión, Podemos destinará 300.000 euros a financiar los «proyectos emprendedores con proyección social» que resulten más votados entre los inscritos en el partido, frente a las 52.000 de los que estaba dotada la primera edición, segú explicó el secretario de participación interna de Podemos, Luis Alegre.

«La política no debe ser un negocio ni un mero trabajo, sino un servicio a la sociedad», ha defendido el responsable del Área de Participación del Consejo Ciudadano y diputado de la Asamblea de Madrid Miguel Ardanuy, quien ha asegurado sentirse «orgulloso» de poder devolver su confianza a los ciudadanos con su «trabajo» y también con este tipo de iniciativas.

Además de la dotación económica, Podemos pondrá a disposición de los ganadores su «banco de talentos», una base de datos en la que más de 20.000 personas ofrecen sus habilidades para colaborar con la formación.

«Mientras otros cobran sobresueldos, nosotros ponemos los nuestros al servicio de la gente y de sus ideas», ha defendido el diputado madrileño. El plazo para presentar los proyectos comienza el próximo 8 de septimebre y las bases se pueden consultar en la web de Impulsa.

Impulsa se compone de tres categorías. La primera de ellas —Impulsa tu país— financiará con 50.000 euros cada uno dos proyectos estatales que contribuyan a crear «una sociedad más justa y equilibrada», en palabras de Marina Avia, miembro del equipo técnico de Impulsa. En la segunda —Impulsa tu entorno—, se financiarán 32 proyectos regionales y uno exterior con hasta 3.000 euros por proyecto y se dividirán en áreas temáticas. En estas dos categorías será la ciudadanía la que escogerá los proyectos ganadores votando a través de la web. «Queremos que sea la gente la que elija qué ideas son las mejores votando, sin que les pidamos ningún carné», ha explicado Ardanuy.

Por último, Podemos Impulsa otorgará 100.000 euros a las Comunidades Autónomas para que sean los Consejos Ciudadanos Autonómicos y los Grupos Parlamentarios los que decidan a qué asociaciones, fundaciones, colectivos o movimientos ciudadanos otorgarán cada cantidad (el mínimo para cada una de ellas es de 1.000 euros) «como forma de reconocimientos a su trabajo y en función de sus preferencias político-estratégicas».

Para evitar «amiguismos» y que se den las mencionadas «redes clientelares», Podemos establece que «los representantes políticos en las instituciones o miembros del Consejo Ciudadano no podrán proponer para optar al premio a una asociación, fundación, colectivo, plataforma o movimiento ciudadano del que sean representantes legales o formen parte de la junta directiva u órganos de coordinación». Además, la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos y el euipo técnico de Impulsa se encargarán de revisar y validar los proyectos, para asegurarse de que cumplan con los principios éticos del partido.

 * Leer noticia en ABC