La instrucción sigue manteniendo un criterio discriminatorio y estigmatizante, ya que las y los interventores y apoderados podrán apuntar, según su propio criterio, el DNI de quien consideren que no está ejerciendo el voto de manera consciente, libre y voluntaria. La modificación es claramente insuficiente.

La diputada de Podemos, Teresa Arévalo, ha solicitado de nuevo este viernes a la Junta Electoral Central (JEC) que vuelva a modificar el criterio interpretativo utilizado en la Instrucción 5/2019, relativa a garantizar el derecho de sufragio de todas las personas con discapacidad.

Podemos considera que la instrucción sigue manteniendo un criterio discriminatorio y estigmatizante, ya que las y los interventores y apoderados podrán apuntar, según su propio criterio, el DNI de quien consideren que no está ejerciendo el voto de manera consciente, libre y voluntaria. La modificación es claramente insuficiente.

Aunque en el texto se haya eliminado la referencia a las personas con diversidad funcional, sigue apareciendo la cuestión de la consciencia, de la libertad y de la voluntad en la instrucción elaborada para interpretar la reforma de la Ley Electoral relativa a la garantía del derecho a sufragio de todas las personas con discapacidad.

«¿Por qué eso no se dice en una instrucción que vaya dirigida a la totalidad del electorado? Esta instrucción de la Junta Electoral sigue sin ser ni garantista ni inclusiva para con las personas con diversidad funcional«, denuncia Arévalo.

Podemos estima que el criterio interpretativo adoptado por la Junta Electoral Central (JEC), mediante su Acuerdo 90/2019, de 18 de marzo, mantiene el sesgo discriminatorio respecto de las personas con discapacidad y resulta, por tanto, contrario a la Constitución y a los tratados internacionales en materia de derechos humanos suscritos por el Estado.

Por eso se solicita a la JEC que elimine el párrafo referido a la aplicación de la disposición contenida en la parte primera del apartado 2 del artículo tercero de la LOREG: [“Toda persona podrá ejercer su derecho de sufragio activo, consciente, libre y voluntariamente…”] que por ser de aplicación general, no debe en ningún caso quedar incluido en una Instrucción destinada, de manera exclusiva, a un determinado colectivo.

Podemos ha registrado de nuevo este viernes una solicitud de cambio en el texto de la citada instrucción, y seguirá exigiendo a la Junta Electoral Central que establezca un criterio interpretativo que no deje lugar a duda alguna sobre que todas las personas con diversidad funcional en nuestro país tienen derecho a voto.

Esta fue la voluntad del legislativo cuando se aprobó la reforma de la Ley Electoral a finales de 2018 (España adaptaba así su legislación electoral a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad) y eso es lo que dice la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de Naciones Unidas, tratado internacional ratificado por España.

Podemos ya elevó la semana pasada una reclamación formal a la JEC para que garantice el derecho de sufragio a todas las personas con discapacidad en igualdad de condiciones.

 

Solicitud a la Junta Electoral Central

 

 

Viernes, 22 de marzo de 2019