Los representantes de Podemos además exigen las explicaciones oportunas ante el Congreso sobre el proceso de reapertura de la central.

La carta, dirigida al presidente del CSN, advierte de que podría permitir a las compañías propietarias la reclamación de pérdidas por “lucro cesante”.

Varios parlamentarios de Podemos, entre ellos Carolina Bescansa, Miguel Vila, Juantxo López de Uralde, Pedro Arrojo y Sofía Castañón, han entregado esta mañana en el Consejo Nacional de Seguridad una carta para pedir una moratoria en la toma de decisiones de la organización, mientras que el Gobierno siga en funciones, entre ellas el proceso de reapertura de la central nuclear Santa María de Garoña.

Los diputados de Podemos han pedido al CSN que “detengan el proceso de evaluación hasta la formación de un nuevo Gobierno”, en una carta dirigida al presidente del Consejo, Fernando Martí Scharfhausen. El escrito, entregado esta mañana, exigen que detenga el proceso, al menos, hasta la formación de un nuevo gobierno. La ley 50/1997 establece que un gobierno en funciones limitará su actuación al despacho de los asuntos ordinarios, salvo casos de urgencia debidamente acreditados.

Gracias a la presión pública se produjo el aplazamiento, pendiente de nueva fecha, del Pleno del CSN de la semana anterior donde se pretendían aprobar informes favorables a la renovación del permiso de explotación de la central nuclear de Santa María de Garoña.

Además, los diputados de Podemos piden que “tenga en cuenta que otorgar una nueva licencia para que Garoña sea comercialmente explotada hasta 2031, aunque esté sometida a un informe condicionado por el regulador, podría permitir a las compañías propietarias la reclamación de pérdidas por ‘lucro cesante’, en caso de que el Parlamento o el próximo Gobierno decidiera mantener la actual orden ministerial de cese de explotación definitivo, causando graves problemas a la hacienda pública”.

Si el CSN diera el visto bueno a los informes y posteriormente el Gobierno tomara la decisión de cerrar la central, la empresa Nuclenor podría plantear una indemnización por lucro cesante; como ya ocurrió con el Castor. Además, los representantes de Podemos han pedido que se den las explicaciones oportunas ante el Congreso sobre el proceso de reapertura de la central.