Los grupos parlamentarios de la Comunitat Valenciana, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía presentan una iniciativa para reformar los estatutos de expresidentes autonómicos

“Recuperar las instituciones para la gente es precisamente esto, poner fin a los privilegios de unos pocos que pensaban que las instituciones les pertenecían”, asegura Auxiliadora Honorato, responsable de la Secretaría de Acción Institucional de Podemos

Cuatro grupos parlamentarios de Podemos, el de la Comunitat Valenciana, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía, han presentado en sus parlamentos autonómicos proposiciones de ley para reformar los estatutos de los expresidentes y acabar con los privilegios materiales y personales que se les otorgan en la actualidad, con una notable falta de transparencia y sin ninguna regulación sobre sus incompatibilidades.

“Recuperar las instituciones para la gente es precisamente esto, poner fin a los privilegios de unos pocos que pensaban que las instituciones les pertenecían”, asegura Auxiliadora Honorato, responsable de la Secretaría de Acción Institucional de Podemos y encargada de coordinar las acciones comunes de los grupos parlamentarios, una serie de iniciativas cuyo objetivo es aumentar la eficacia de las insituciones y devolverlas a la ciudadanía.

Las leyes vigentes no precisan las funciones a desempeñar por los expresidentes autonómicos ni existe ninguna contraprestación determinada que justifique los privilegios personales y materiales que reciben. Por ello, estas proposiciones de ley, una línea en la que también trabajarán los grupos parlamentarios de Catalunya y Euskadi, también denuncian la falta de transparencia en estas retribuciones y la inexistente legislación sobre incompatibilidades.

Desde Podemos se aboga porque las propias cámaras sean las que fiscalicen la pertinencia o no de retribuir a expresidentes, como a cualquier otra persona, en función del desarrollo de tareas concretas encargadas por las insituciones.