El grupo parlamentario Podemos-En Comú Podem-En Marea ha presentado en la mañana del 17 de marzo cinco Proposiciones No de Ley en defensa de la educación pública, que ha venido trabajando con las organizaciones de la sociedad civil especializadas en la materia

Derogar la LOMCE, invertir en educación para acabar con la desigualdad, garantizar el derecho a la escolarización en la escuela pública, reducir las tasas universitarias para acabar con la exclusión y garantizar la oferta de plazas públicas y gratuitas de 0 a 3 años son las cinco propuestas registradas

El grupo parlamentario Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado el pasado 17 de marzo en el Congreso de los Diputados cinco Proposiciones No de Ley (PNL) en defensa de la educación pública y de calidad que tienen como objetivo revertir los recortes acometidos por el Gobierno en los últimos años y que han propiciado un aumento progresivo de la exclusión y la desigualdad en nuestro país. Se trata de un paquete de medidas que Podemos ha venido trabajando con asociaciones de la sociedad civil especializadas en la materia.

Estas cinco medidas son:

  1. Derogar la LOMCE y abrir un diálogo en el seno de la comunidad educativa para elaborar una nueva ley de educación.
  2. Un acuerdo para invertir en educación, garantizar el futuro y acabar con la desigualdad.
  3. Garantizar el derecho a la escolarización en la escuela pública.
  4. Reducir las tasas universitarias para acabar con la exclusión de las estudiantes y los estudiantes con menos recursos.
  5. Garantizar la oferta de plazas públicas y gratuitas de 0 a 3 años y su reconocimiento pleno como etapa educativa.

Desde el comienzo de la crisis, la educación ha experimentado un recorte presupuestario que acumula 36.632,3 millones de euros: el presupuesto para la educación concertada creció un 68,2% entre 2002 y 2012, mientras se recortaba un 10% en la educación pública. Además, hay 25.000 profesores y profesoras menos y el resto ha perdido entre 17.000 y 21.000 euros en sus nóminas; paralelamente, el número de alumnos ha aumentado en 800.000. Y más de 77.000 estudiantes han sido expulsados de la universidad pública por las subidas de tasas.

Por eso, desde Podemos, damos un paso más en nuestro compromiso con la educación pública y nos comprometemos a trabajar en el Parlamento para sacar adelante estas propuestas de «rescate educativo» y recuperar a toda una generación de estudiantes perdida a causa de los recortes.