El martes 4 de julio el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, concederá la Cruz de la Orden de Isabel la Católica a Eladio Loizaga, su homólogo paraguayo. Loizaga fue un alto cargo de la dictadura paraguaya de Alfredo Stroessner, la más larga de América Latina.

Durante la ejecución de la Operación Cóndor en el Cono Sur americano, que dejó casi medio millón de víctimas entre muertos, torturados y desaparecidos, el actual Canciller, fue responsable de Organismos, Tratados y Actos Internacionales del Gobierno Stroessner, lo que le sitúa en un lugar clave de la citada Operación. Numerosas organizaciones paraguayas, entre la que se encuentran el Movimiento Nacional de Víctimas de la Dictadura Stronista y Paraguay Resiste, han criticado esta condecoración y enviado una carta al Ministro contra la misma.

Desde Podemos nos sumamos al rechazo de esta distinción que es una muestra más del nulo lugar que los derechos humanos y la lucha contra la impunidad ocupan en la política exterior del Sr. Dastis. Al contrario, creemos que la política exterior de nuestro país debería apoyar decididamente los procesos de reparación y justicia de las víctimas de las dictaduras suramericanas que durante el Siglo XX llenaron el continente de violaciones de los Derechos Humanos.