El Comercio

Podemos Asturias pidió ayer al Gobierno regional la retirada de la Estrategia Integrada para la Gestión Portuario-Litoral de Asturias (Eigpla), al considerar que representa «una clara apuesta por la economía del hormigón, en lugar de atender a las necesidades del sector pesquero».

A través de una nota pública, Podemos lamenta que el programa de reformas se haya realizado sin contar con la opinión de los profesionales del sector, que «ven cómo sus necesidades pasan a un segundo plano frente a la complicidad del Gobierno asturiano con la patronal de la construcción».

Según esta formación política, estos «macroproyectos» explican cosas como que la Corporación Masaveu sea la que reciba este año la Medalla de Oro de Asturias. «Las obras afectarán, en lugares como Candás, Viavélez, Figueras o El Puntal, al patrimonio histórico y cultural de las villas, así como a las condiciones ecológicas y a las corrientes de localidades como Luarca», añade.

Los responsables de Podemos Asturias iniciarán una «agenda de reuniones con los agentes sociales implicados para promover una reforma que nazca de la iniciativa ciudadana y contenga los equipamientos necesarios para potenciar el sector pesquero asturiano de acuerdo a criterios de sostenibilidad y respeto por el patrimonio histórico y cultural de nuestras villas costeras».

La petición de Podemos de que se retire este plan de gestión llega un día después de que los vecinos de Viavélez, Vega y Llanes dieran a conocer que han presentado alegaciones contra la iniciativa del Gobierno asturiano, ya que consideran que afectaría a elementos históricos, culturales, paisajísticos y medioambientales de los 25 concejos en los que se pretende aplicar. El plan, que estará a información pública hasta mañana, prevé 108 actuaciones sobre la franja litoral y algunas zonas de interior, como en Cabranes y Pravia.

* Leer artículo en El Comercio