El secretario de Organización, Sergio Pascual, ha recalcado que nos encontramos en un «momento histórico», en el que Podemos marca diferencias también con el bipartidismo y espera el máximo apoyo a este proceso.

El Huffington Post

El secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, ha confirmado que el referéndum que el partido ha convocado para consultar a sus bases la estrategia de alianzas se va a desarrollar desde este viernes hasta el 22 de julio, coincidiendo con las votaciones de las primarias para las elecciones generales.

Pascual, en declaraciones a Efe, ha concretado que la consulta quedará abierta esta tarde y en ella se planteará a todos los inscritos en Podemos -mas de 375.000- la siguiente pregunta:

¿Aceptas que el Consejo Ciudadano de Podemos, en aras de seguir avanzando en la construcción de una candidatura popular y ciudadana, establezca acuerdos con distintos actores políticos y de la sociedad civil siempre que 1) los acuerdos se establezcan a escala territorial (nunca superior a la autonómica); 2) se mantengan siempre el logotipo y el nombre de Podemos en el primer lugar de la papeleta electoral incluso si eso implica concurrir a las elecciones generales en algunos territorios con formulas de alianza (Podemos-X).

La decisión que ha adoptado el Consejo Ciudadano de Podemos, a propuesta de Pablo Iglesias, para someter a consulta sus posibles alianzas ha coincidido con el anuncio por parte de ICV y Podemos Cataluña de un acuerdo para concurrir a las generales con el nombre Podemos-Cataluña sí se puede, el mismo nombre con el que irán a las catalanas.

Ese acuerdo, según fuentes próximas a la negociación, contempla que el programa de Podemos incluya el «derecho a decidir» y la constitución de un grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados, extremos que Pascual ha confirmado que han estado en las conversaciones mantenidas por ambos partidos políticos.

Pascual ha admitido que, aunque el acuerdo está muy avanzado, serán ahora los inscritos en Podemos los que tengan que refrendarlo para darlo completamente por cerrado, y confía en que obtendrá el respaldo de las bases de la formación.

LA CUESTIÓN TERRITORIAL

En el caso de que el resultado del referéndum avale las alianzas que plantea Podemos, seguirán adelante las negociaciones con otros «actores políticos» y fuerzas como Compromìs o Mès, con quienes el diálogo ya está muy avanzado y podría fructificar en un acuerdo similar al alcanzado con ICV.

La consulta, no obstante, no cuestiona la estrategia que Podemos acordó en su asamblea fundacional de Vistalegre de concurrir a las elecciones generales con su propia marca y, en cualquier caso, el nombre de la formación siempre aparecerá en primer lugar en las papeletas.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en declaraciones a Cuatro, ha defendido la decisión de convocar un referéndum para decidir sobre la confluencia en territorios como Cataluña, con realidades diferentes, en línea con la «sensibilidad»plurinacional de su formación que, además, -ha recordado- siempre ha aceptado el derecho a decidir en el marco de un «proceso constituyente».

A su juicio, es «sano y democrático» que se pregunte a los catalanes qué relación jurídica quieren tener con el Estado central, aunque ha recalcado: «Tenemos que seducir, no imponer».

También el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, en una entrevista en la Sexta, ha precisado que el acuerdo con ICV se cierne únicamente al ámbito catalán y ha defendido un bloque «social» para las elecciones al Parlament que ponga los derechos sociales «en primera línea».

NO A LA CONFLUENCIA DE IZQUIERDA

Sobre el referéndum sobre las alianzas, Errejón ha reiterado que Podemos es el instrumento del cambio y que la convocatoria de la consulta a las bases no significa «un acuerdo de fuerzas de izquierdas como el que quieren los enemigos de Podemos».

Tanto Pascual como Iglesias han lanzado un llamamiento también a la participación en las primarias que celebra desde hoy la formación para elegir a sus candidatos a las elecciones generales, en un proceso que se desarrollará de forma paralela a la consulta sobre las alianzas.

El secretario de Organización ha recalcado que nos encontramos en un «momento histórico», en el que Podemos marca diferencias también con el bipartidismo y espera el máximo apoyo a este proceso.

 * Leer artículo completo en El Huffington Post