• Tania González: «Las reformas aprobadas en el marco del Proceso de Bolonia van encaminadas a la privatización de la Universidad Pública y la competencia entre centros educativos».

• Esta semana se ha votado en el plenario del Parlamento Europeo el Informe de Seguimiento de la implementación del Espacio Europeo de Educación Superior, conocido como Plan Bolonia, que sí ha recibido el apoyo de PP, PSOE y Ciudadanos

Este martes se sometió a votación en un plenario del Parlamento Europeo el Informe de Seguimiento de la implementación del Espacio Europeo de Educación Superior, el conocido como Plan Bolonia, y que evalúa positivamente las reformas efectuadas durante los últimos años y abre la vía a proseguir por la misma senda. PP, PSOE y Ciudadanos apoyaron este informe, mientras que Podemos, al igual que el resto del GUE/NGL, votó en contra al entender que el Proceso de Bolonia genera un marco en el que se desvalorizan los títulos universitarios básicos, reduciendo su duración y calidad, y se incentiva que los estudiantes cursen másters de elevados precios, rompiendo así el principio de igualdad de oportunidades que debe regir la Universidad Pública.

«El Proceso Bolonia constituye el marco legal europeo de los recortes y privatizaciones encubiertas que numerosos gobiernos, como el español, han impulsado durante los últimos años», ha valorada la eurodiputada de Podemos Tania González.

El informe, presentado por la polaca Krystyna Łybacka, es continuista con los presentados anteriormente sobre este aspecto, y sigue pivotando sobre los mismos puntos: acelerar la implantación del Proceso de Bolonia, refuerza el papel que deben jugar de las empresas dentro de la universidad y la necesaria orientación “hacia el mercado laboral” de esta, identifica las oposiciones al Proceso como mero “desconocimiento” y pasa por alto el aumento de las desigualdades que está generando el mismo al elevar las barreras de acceso a los estudios superiores.

Podemos se opone así «a las reformas adoptadas en el marco del Proceso de Bolonia y de la Estrategia Europa 2020 encaminadas a la privatización de la educación y a la com- petición entre universidades», asegura Tania González, que rechaza también la incorporación de empresas privadas a los procesos de diseño de los programas universitarios y «la supeditación de la educación al dogma del libre comercio y a los intereses del mercado». Y añade: «Defendemos que la que educación debe ser responsabilidad de los Estados miembro y se debe avanzar en un reconocimiento de los diferentes diplomas expedidos en cada uno de ellos, así como el aumento de los presupuestos destinados a educación e investigación, la disminución o congelación de las tasas de inscripción y un aumento de las becas».