La formación busca con este intercambio de ideas que la propuesta tenga el máximo consenso y plasme el clamor y las reivindicaciones  de la sociedad civil

En la jornada de hoy, además de perfilar enmiendas a la Ley 25, se han trabajado otras cuestiones, como el plan de renta, la actualización del salario mínimo profesional y la garantía habitacional para mujeres víctimas de violencia machista

Rafael Mayoral pone en valor la importancia de «abrir nuevas formas de legislar» para fomentar la participación de la ciudadanía

Podemos ha organizado un ciclo de encuentros con expertos y organizaciones de la sociedad civil para debatir y desarrollar de forma conjunta medidas que doten de contenido al Plan 25 de Emergencia Social. Este plan incluye la ya conocida Ley 25, una proposición de ley presentada por Podemos en el Congreso el mismo día de su constitución y que busca terminar con los desahucios sin alternativa habitacional y con los copagos y garantizar los suministros básicos para las viviendas. Además de la Ley 25, el Plan 25, que actualmente se está desarrollando con estas aportaciones ciudadanas, incluye otras medidas encaminadas a garantizar el cumplimiento de los derechos humanos en España y a atender las situaciones de exclusión social que existen actualmente.

Durante la jornada del sábado 6 de febrero, Podemos ha llevado a cabo uno de estos encuentros en los que, a través de varias mesas de debate, se han analizado las diferentes propuestas y aportaciones sobre el Plan de Rentas y la necesidad de actualizar el salario mínimo interprofesional.

El secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, ha defendido que «desde Podemos queremos acabar con el terror de las neveras vacías, con una situación inaceptable en una sociedad democrática como es que 700.000 hogares no tengan ningún ingreso o que la mitad de los parados tampoco tengan ingresos».

Mayoral ha destacado la importancia de «abrir nuevas formas de legislar» para facilitar la participación de la ciudadanía, como es el caso de la Ley 25, donde las organizaciones sociales pueden incorporar su voz en forma de enmiendas a la ley que serán tramitadas por el grupo parlamentario. Según Mayoral, esto facilitará que tanto la Ley 25 como otras futuras iniciativas «no sean las medidas de Podemos, sino el clamor de la sociedad civil, que desde el estallido de la crisis vienen reclamando el cumplimiento del artículo 25 de los Derechos Humanos».

La secretaria de Rescate Ciudadano de Podemos, Tania González, ha recordado que el Plan 25 de Emergencia Social es una de las patas del Plan de Rescate Ciudadano, el conjunto de medidas que serían desarrolladas en los cien primeros días de un gobierno de Podemos. González ha subrayado que las políticas de rescate ciudadano son fundamentales porque «estamos en un contexto donde 13 millones de españoles se encuentran en riesgo de pobreza».

En el encuentro también ha participado Paula Baeza, la responsable estatal de Políticas contra la Violencia Machista, que ha explicado la medida de garantía habitacional para mujeres víctimas de violencia. Para Baeza, esta iniciativa «supone dar una respuesta inmediata y reducir los plazos a un máximo de treinta días desde la solicitud de la alternativa habitacional». De este modo, la propuesta pretende que las mujeres violentadas dispongan de una vivienda al margen del agresor para «posibilitar la salida de los ciclos de violencia y permitir la toma de decisiones de las mujeres», según explica Baeza.

Podemos seguirá manteniendo encuentros de este tipo de forma periódica para interactuar con los diferentes actores de la sociedad civil.