Pablo Bustinduy, Secretario de Relaciones Internacionales de Podemos, registró el pasado viernes 26 de febrero una pregunta parlamentaria con respuesta escrita sobre la posición española en torno a la Agencia Fiscal Internacional. Con ella, Podemos cumple con su compromiso de promover la creación de una Agencia Fiscal Internacional en el marco de las Naciones Unidas, recogida en la propuesta 320 del programa electoral. Ver: http://unpaiscontigo.es/programa/

Podemos, plantea una acción parlamentaria y política fuerte en torno a la fiscalidad global. Creemos que la regulación fiscal justa, la lucha contra los paraísos fiscales y la evasión fiscal es fundamental para promocionar el desarrollo sostenible justo y equitativo.

Esta es, por lo tanto, la primera de una batería de medidas en este ámbito que promoveremos en el futuro.

Aquí tienes el texto de la pregunta:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

En la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo celebrada en julio de 2015 en Addis Abeba, el Gobierno de España -junto con los países de la OCDE- bloqueó la propuesta del G77 e ICRICT de establecer una agencia intergubernamental (“taxbody”) de las Naciones Unidas para la cooperación internacional en materia fiscal en reemplazo del actual Comité de Expertos de la ONU y haciendo que la cooperación fiscal siga siendo competencia exclusiva de la OCDE – en la que sólo están presentes 34 economías de renta media-alta.

A día de hoy, los criterios fiscales internacionales están desequilibrados a favor de los intereses de las economías más avanzadas y no existe una verdadera estrategia global común para hacer frente a la existencia -entre otros- de paraísos fiscales y evasión fiscal.

Esta realidad vacía las arcas tanto de los países en vías de desarrollo como de las economías avanzadas y frena las posibilidades de abordar planes de desarrollo sostenible que garanticen la igualdad de oportunidades y la lucha contra la pobreza y la desigualdad. A título indicativo, se calcula que los Estados africanos padecen anualmente una pérdida de ingresos de más de 50 mil millones de dólares fruto de la evasión fiscal.

Creemos que ha llegado el momento de crear una verdadera autoridad fiscal internacional, bajo el auspicio de las Naciones Unidas, en la que se encuentren representados todos los países en igualdad de condiciones y que tendría como mandato luchar contra la elusión fiscal, la competición fiscal entre países o los paraísos fiscales y obligar a las multinacionales a pagar sus impuestos allí donde generen sus beneficios. Asimismo, tendría capacidad sancionadora y estaría dotada de un mecanismo de transparencia y rendición de cuentas, así como de recursos suficientes. Promovería, en definitiva, políticas fiscales globales, transparentes y justas al servicio de los ciudadanos.

Por todo ello, planteamos las siguientes preguntas al Gobierno:

PREGUNTAS

¿Por qué no se apoyó en la citada Cumbre de Addis Abeba la creación de un órgano intergubernamental de las Naciones Unidas para la cooperación internacional en materia fiscal?

¿Por qué se estima que la formulación de la política tributaria global debe realizarse desde la OCDE y no desde un organismo en el que participen todos los miembros de la ONU, es decir, todos los actores de la economía global?

¿Qué acciones tiene previstas el Gobierno de España para luchar contra el fraude fiscal internacional?

¿Apuesta verdaderamente el Gobierno de España por reforzar los espacios de multilateralismo