Una Proposición de Ley, registrada hoy por el Grupo Parlamentario Confederal, contempla sanciones y multas para la aplicación de esta peligrosa modalidad de extracción de hidrocarburos

La diputada Rosa Martínez ha defendido las energías limpias y ha recordado que el fracking sitúa “el beneficio económico por encima de la salud y la seguridad de las personas”

El Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha presentado hoy, en el Registro del Congreso de los Diputados, una Proposición de Ley que pretende impulsar la prohibición del uso de la técnica de Fracturación Hidráulica, o ​fracking, para la obtención de hidrocarburos. La PL contempla los riesgos que para la salud y el medio ambiente supone esta técnica extractiva de hidrocarburos que en otros países, como Francia, ha sido vetada ya en base al principio de precaución, un principio que atraviesa el espíritu de toda la normativa europea.

Crecientes evidencias científicas sobre el ​fracking y numerosas plataformas ciudadanas de oposición a la técnica, vinculadas a los lugares en los que se prevé el desarrollo de esta práctica extractiva, avalan la prohibición que la PL, presentada por un grupo de diputadas y diputados de Unidos Podemos, impulsará.

La propuesta de Podemos contempla, además, el carácter de infracción muy grave para el incumpliento de la prohibición del ​fracking, multas de hasta 30 millones de euros, así como la revocación o suspensión de la autorización administrativa y la consecuente inhabilitación temporal para el ejercicio de la actividad extractiva por un período de cinco años.

En declaraciones a los medios de comunicación, tras el registro de la Proposición de Ley, la diputada Rosa Martínez ha señalado los riesgos para la salud, sísmico y para los recursos hídricos que implica una técnica que “lo único que hace es poner el beneficio económico por encima de la salud y la seguridad de las personas”. Martínez ha apoyado un modelo sostenible en el que las grandes corporaciones energéticas no sean las únicas beneficiadas, en detrimento de la ciudadanía y las comunidades afectadas por los planes de exploración.

La diputada Rosa Martínez ha certificado el apoyo de Podemos a las energías limpias frente a los combustibles fósiles. “Creemos que el futuro del empleo y del desarrollo económico pasa por las energías limpias, el sol y el viento” y, ha concluído: “Busquemos en el cielo el futuro y dejemos de buscarlo bajo tierra”.