Así se ha expresado el diputado de Podemos y secretario de Relación con la Sociedad Civil en su visita a Airbus Getafe, para apoyar a los ochos trabajadores que serán juzgados en febrero.

Asistieron también los diputados en el Congreso Ana Marcello y Alberto Rodríguez, las diputadas de la Asamblea de Madrid Elena Sevillano y Raquel Huerta y el senador de En Comú Podem Óscar Guardingo.

El diputado de Podemos y secretario de Relación con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, ha acudido esta mañana a la planta de Airbus en Getafe como muestra de apoyo a los ocho trabajadores de la empresa que serán juzgados el próximo 9 de febrero por ejercer su derecho a participar en la huelga general de 2010. Lo ha hecho acompañado de los diputados en el Congreso Ana Marcello y Alberto Rodriguez, las diputadas de la Asamblea de Madrid Elena Sevillano y Raquel Huerta y el senador de En Comu Podem Oscar Guardingo.

En su comparecencia ante los medios, Mayoral ha asegurado: “Hemos venido a Airbus a visitar a los compañeros y compañeras, para mostrar nuestro apoyo y solidaridad con los ocho encausados, y para denunciar una situación que es inadmisible en un país que se quiera llamar democrático. Un juicio como el que vamos a ver el día 9 de febrero es una vergüenza. Se intenta sancionar el derecho a huelga y perseguir a los trabajadores cuando lo defienden”, afirmó.

Y añadió: “Es importante la solidaridad de la gente que estamos en las instituciones y del conjunto de la población, porque defender el derecho a huelga es defender la democracia. Fueron las huelgas de los trabajadores y trabajadoras las que hicieron posibles las conquistas democráticas que hemos vivido en nuestro país”.

‘Los ocho de Airbus’ se enfrentan a un total de 66 años de cárcel por participar en la huelga general de 2010 que protestaba contra la reforma laboral del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Además del apoyo mostrado hoy, Podemos presentará el próximo 4 de febrero una Proposición No de Ley (PNL) en la Asamblea de Madrid y otra en el Parlamento Andaluz, pidiendo la derogación del artículo 315.3 del Código Penal, que castiga el derecho a huelga. En este sentido, Rafael Mayoral señaló la importancia de derogar ese artículo, “vergonzoso” según él, y que es “una herencia del franquismo incrustada en el Código Penal del 95”.