Durante esta semana, Mahmoud Abbas, Presidente de Palestina, visita España. Lo hace dos semanas después de que Reuven Rivlin, presidente de Israel, realizara una visita de Estado con un un trato protocolario claramente diferenciado y sin que el Gobierno haya aprovechado su margen de actuación para elevar el nivel de su visita programando una visita para que el Ayuntamiento de Madrid pudiera otorgar una distinción especial a Mahmoud Abbas. Por ese motivo, Pablo Bustinduy, portavoz de Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea en la Comisión de Asuntos Exteriores, ha presentado esta pregunta parlamentaria al Gobierno y enviado esta carta al Ministro de Asuntos Exteriores.

Desde Podemos, damos la bienvenida al presidente Abbas volviendo a exigir al Gobierno de nuestro país que cumpla y haga cumplir la legislación internacional.  En primer lugar, no hay ninguna razón para no reconocer de manera unilateral e inmediata al Estado de Palestina, como ya pidió nuestro grupo parlamentario en la XI LegislaturaEl Parlamento de España aprobó el 18 de noviembre de 2014 por unanimidad una Proposición no de Ley que instaba al Gobierno a reconocer Palestina como Estado, señalando que dicho reconocimiento debía ser consecuencia de un proceso negociador entre israelíes y palestinos y promovido de manera coordinada con la UE.  Hasta la fecha, 135 países del mundo ya lo han formalizado, y entre ellos varios de nuestros socios europeos, como es el caso de Polonia, República Checa, Hungría, Rumanía, Malta, Chipre y Suecia.

Si nuestro país quiere hacer una contribución a la paz, la justicia y el derecho internacional en Oriente Medio, no puede esperar a alcanzar a un acuerdo con aquellos países que, como Israel, los incumplen.  El Gobierno, que promovió junto con otros países la Resolución 2334 contra las colonias del pasado 23 de diciembre de 2016, debe ser coherente y ha de pasar de una vez por todas de las palabras a los hechos, exigiendo a Israel que cumpla con los derechos humanos y acabe con la ocupación, el bloqueo a Gaza, las políticas de apartheid y las violaciones de derechos del pueblo palestino.

El Gobierno tiene una primera ocasión para demostrar su compromiso con el derecho internacional: exigiendo, junto con otros siete países europeos, compensaciones por la incautación de instalaciones y materiales en dos escuelas demolidas en las localidades de Abu Nuwar y Jubeit Al Dhib, cercanas a Jerusalén, el pasado mes de agosto. Si el Estado de Israel persiste en su política de destrucción de proyectos de cooperación españoles -como es el caso de los proyectos en Susia (Hebrón) y Gaza- y europeos; en la comercialización de productos fabricados en las colonias, consideradas ilegales por Naciones Unidas; o incumpliendo la Convención de Derechos del Niño, el Gobierno de España y la Unión Europea deben hacer cumplir las resoluciones y normativa internacional y sancionar a Israel.

Desde Podemos seguiremos trabajando por la exigencia de cumplimiento de la legalidad internacional y los derechos humanos y contra el apartheid en Palestina.